Incentivos y medidas fiscales para autónomos y pymes fuera de España

En España somos plenamente conscientes del papel determinante que juegan las pymes en nuestra economía y en la economía europea; sin embargo, en España ese reconocimiento no viene avalado por apoyos financieros o fiscales, aunque si bien es cierto, se están empezando a ver cambios de pensamiento, en España las medidas se centran especialmente en impulsar la creación de nuevas empresas, cuando lo mejor sería apostar por las que ya existen, apoyando su desarrollo y crecimiento.

Medidas fiscales para pymes fuera de EspañaMientras tanto, en otros países de Europa se han tomado, o están tomando medidas dirigidas a fortalecer el entorno empresarial y fomentar el crecimiento y desarrollo de las empresas, como reducción de cargas administrativas, alivio fiscal, financiación, apoyo a I+D+i; medidas que están siendo más eficientes y eficaces que las que se toman en España. Entonces, ¿por qué no fijarnos en ellos? En lo que hacen, como lo hacen, y sobre todo, porqué lo hacen, para poder determinar qué es lo mejor para España.

Para analizar los puntos fuertes en el fomento de la actividad empresarial fuera de nuestras fronteras, la  Dirección General de Política de la Pequeña y Mediana Empresa (con la colaboración de Gexport) ha elaborado un estudio de las principales iniciativas que se han puesto en marcha en otros países de la Unión Europea y Estados Unidos para fomentar el crecimiento de las pymes, en especial los incentivos fiscales que existen para apoyar a este colectivo empresarial.

Veamos a continuación las conclusiones principales de las medidas en las que se centran nuestros vecinos:

  • La mayoría de los países de nuestro entorno, utilizan la disminución del Impuesto sobre Sociedades (IS) como principal incentivo fiscal de apoyo al crecimiento de las pymes
  • Países como Hungría, Luxemburgo, Francia y Reino Unido, tienen un gravamen del IS especial para pymes o para determinadas condiciones especiales. Sin embargo, estos países con un gravamen especial del IS, no han realizado grandes disminuciones en sus tipos especiales para pymes en los últimos años; tan solo se puede destacar el caso de Holanda, que ha pasado en dos años del 23% al 20% como tipo impositivo sobre Sociedades para pyme, o la cancelación, por parte de Reino Unido, del incremento de la tasa que estaba previsto en ese país tras varios años consecutivos de rebajas.
  • Ha disminuido la media de la tasa impositiva del IS en el conjunto de los países de la UE-27 un 8,7% entre los años 2000 y 2010, lo que muestra signos evidentes de la influencia que ha tenido la variación del Impuesto sobre Sociedades como medida de alivio fiscal.
  • Respecto a Estados Unidos, ha desarrollado una serie de medidas de alivio fiscal para las pyme que abarcan diferentes aspectos, como:

–       Eliminación de impuestos para las ganancias de capital

–       Amortizaciones en el año de la compra para la obtención de un beneficio fiscal inmediato

–       Limitaciones de las sanciones por errores en la declaración de impuestos.

  • Independientemente de la disminución del Impuesto sobre Sociedades, algunos países han llevado a cabo medidas centradas en aumentar las deducciones fiscales. Estas deducciones practicadas por países como Austria, Alemania, Italia, o Reino Unido, se han dirigido a las inversiones en I+D, formación, contratación de empleados, o inversión en maquinaria.
  • Cabe destacar que la mayoría de las iniciativas de reducción de la tasa del Impuesto sobre Sociedades se ejecutan en torno a leyes creadas como respuesta a la situación de crisis de la economía internacional que vivimos hoy día; en su mayoría son leyes de estímulo al crecimiento de las economías nacionales o leyes de recuperación económica, como por ejemplo la Ley de Aceleración del Crecimiento Económico (2010) o la Ley de Alivio Fiscal (2009) del gobierno alemán, la Ley de Modernización Económica (LME) de Francia, etc.
  • Otras medidas complementarias han sido la flexibilización de las reglas para la compensación de pérdidas o la mejora de las condiciones de amortización. Es destacable la deducción retroactiva de pérdidas en el Reino Unido, pasando de 1 a 3 años.
Aquí puedes leer el informe completo
Compartir en...Share on Facebook0Share on Google+0Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn0Email this to someone
Publicado en Hacienda, Impuestos en las categorías , , .

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *