¿Un futuro de concentración de pymes y más autónomos?

La evolución de la crisis económica que ha traído consigo una polémica reforma laboral, la petición de España de un rescate bancario y constantes medidas de ajuste ha desatado, también, el debate en torno al futuro de pymes y autónomos.

En plena vorágine informativa, esta semana se habla – y mucho- de las pequeñas y medianas empresas y de los autónomos.  La propia CEOE apunta a una reestructuración interna y a seguir avanzando en las reformas, según Juan Rosell, presidente de la CEOE ante la Asamblea General de la institución empresarial. 

Se abre una nueva fase de inflexión en la que los empresarios comienzan a preparar nuevas estrategias en el incierto escenario económico español que, pese a todo,  según un estudio del banco de inversión ONE to ONE Capital Partners, más de la mitad con una facturación superior a los dos millones de euros está casi libre de deudas.

Se habla de que en los próximos meses habrá un intenso proceso de concentración de pymes en España, explica Enrique Quemada, consejero delegado de ONE to ONE Capital Partners.

Sin embargo, esa tendencia podría quedar paralizada si el crédito sigue sin fluir, algo que aún es toda una incógnita.

Mientras, las micropymes y los profesionales autónomos  -que, hoy por hoy- concentran el 80% del tejido empresarial español- confían en que se produzca “en breve” un paquete de medidas que fomenten este tipo de ocupación. Lorenzo Amor, el presidente de la Federación Nacional de Trabajadores Autónomos (ATA) abogaba esta semana en Cádiz por la necesidad de apostar por “la economía real” como “única vía de recuperación y la única estrategia posible para volver a generar actividad y empleo”.

Los autónomos alaban el proyecto de ley de lucha contra el fraude fiscal recién aprobado por el Gobierno para luchar contra la economía pero recuerdan que se mantiene un “exceso de trabas” para desarrollar su actividad.

Uno de los nuevos interrogantes planteados es la modificación del IVA reducido (8%) y superreducido (4%) que plantea el Gobierno para equipararlos al IVA habitual del 18%.  Hay que recordar que actualmente, la mitad de la recaudación de Hacienda derivada del IVA procede, precisamente, de aquellos impuestos

¿A qué empresas perjudicará? Fundamentalmente a las que trabajen productos gravados con IVA especial al consumidor y por lo tanto implicaría una subida de precios que no van a gustarle nada al ciudadano.

Que la medida resulte en su objetivo final, la recaudación impositiva, aún está por ver. Y como muestra un botón: El sector turístico ya ha dado la alarma al asegurar que “solo entre un 5% y un 10% de las empresas turísticas podría asumir una subida del IVA en sus cuentas de resultados sin entrar en pérdidas, al pasar del 8% al 18%”, lo que supondría el cierre de “miles de empresas”.

Foto: http://www.freedigitalphotos.net/

Compartir en...Share on Facebook0Share on Google+0Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn1Email this to someone
Publicado en Impuestos en las categorías , , , .

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *