España y sus tópicos… Un país ni para invertir ni para trabajar ¿O no?

La respuesta a esta pregunta la ha dado esta misma semana el presidente del Real Instituto Elcano, Emilio Lamo de Espinosa.

Sí, así es, España se percibe desde el exterior como un país “bueno para vivir” al que siempre se vincula con “simpatía” o “alegría” pero… es poco favorable para invertir y para trabajar.

Contrasta con la idea que circula en cualquier foro empresarial o político en los últimos tiempos con términos que se han puesto tan de moda como “emprendimiento” o “emprendedores”. ¿Acaso es una falacia la evolución de nuestro país en este sentido? ¿Tan pobre sigue siendo la cultura emprendedora en España?

Los datos a los que hacemos referencia se han comentado durante la celebración del 50 aniversario del Instituto de Estudios Turísticos (IET). La crisis económica habría deteriorado la imagen nacional y cuando los turistas nos visitan se van con la misma idea que tenían porque, según las mismas tesis, esa imagen la proyectamos nosotros mismos, empresarios incluidos.

Para Reino Unido, Estados Unidos y América Latina proyectamos una imagen “imperial” según el presidente del Real Instituto Elcano. Para ciertos países europeos como Italia o Francia nuestra imagen es “romántica”, en Japón ni siquiera existe una imagen preconcebida por la escasa presencia española en la zona Asia-Pacífico y finalmente para el Africa subsahariana representamos el “paraíso perdido” de los judíos sefarditas y los árabes.

¿Cómo afecta eso a quien decide emprender, a quien quiere poner en marcha una idea emprendedora o, incluso, a quien se plantea exportar su producto? Evidentemente no les favorece en absoluto. Y si no, atentos a los datos: Según un estudio del Instituto Elcano realizado en Reino Unido, Alemania y Brasil, la predisposición a comprar una nevera sería del 5,28 sobre 10 si se tratase de un ‘made in Spain’, mientras que en el caso de una nevera de factura alemana sería de 7,22 puntos.

Casi imposible competir en esas condiciones. Parece que nosotros mismos nos regodeamos en nuestros propios prejuicios y los exportamos. Desde deportistas, políticos, empresarios y hasta el Rey o la Princesa de Asturias.

En  2004 España era el país mejor valorado en Europa. Ahora ha caído al decimoquinto puesto, desde el 10 donde se encontraba en el año 2009.

Emilio Lamo apuesta por “trabajar la marca España”. El problema reside en que, a la vista de las conclusiones, antes habría que definirla.

Os dejamos un enlace al estudio sobre la reputación de España que recientemente ha publicado este Instituto.

 Foto: http://www.freedigitalphotos.net

Compartir en...Share on Facebook0Share on Google+0Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn3Email this to someone
Publicado en Gestión Empresarial en las categorías , , , .

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *