¿Subir o bajar impuestos? Un interesante debate

El de los impuestos es uno de los más debatidos y polémicos temas que se ha planteado a lo largo del periodo de crisis que venimos padeciendo.

Los sucesivos gobiernos y los partidos políticos agitan el asunto como bandera de su política económica. En unos casos plantean una subida impositiva como parte de la solución, en otros, justo lo contrario: Subir los impuestos permitirá mantener el Estado de Bienestar del que tanto se habla.

Hace unos días, el diario Cinco Días publicaba una entrevista en la que  Arthur Betz Laffer, creador de la ‘Curva de Laffer’, una teoría que relaciona la menor presión fiscal con mayor recaudación y actividad, abogaba por la necesidad de que España vuelva a bajar sus impuestos para volver a crecer.

Argumentaba este economista que llegó a ejercer de asesor del presidente norteamericano Ronald Reagan, que España está haciendo ahora justo lo contrario de lo que el propio ministro Montoro -seguidor de la teoría de Laffer- argumentaba cuando estaba en la oposición. Es decir, subir impuestos en vez de bajarlos como vía para aumentar la recaudación, crear empleo y también actividad.

“España debe bajar todos los impuestos y ampliar la base imponible. No se puede gravar masivamente con impuestos a una sociedad y al mismo tiempo tratar de que sea próspera.”, asegura Arthur Betz.

La opinión del economista la compartimos en uno de los grupos de debate de Linkedin en los que participa Contasimple. En ‘Mi Asesor Fiscal’ hablábamos de este planteamiento que ha suscitado varios comentarios muy interesantes.

Por ejemplo, para Víctor “…Es lo que se debió hacer, bajar impuestos para intentar reactivar el consumo interno, pero si subes el IVA, subes los tramos de IRPF……menos poder adquisitivo, por tanto más temor a consumir, por tanto más tarde que saldremos de esta crisis……la subida de impuestos en general, debe hacerse en época de bonanza económica y no en época de crisis, todo el mundo lo dice, pero aquí vamos al revés siempre”.

Y es que el último cuatrimestre del año 2012, hay que recordar, ha sido uno de los que más cambios nos ha traído en lo que a impuestos para pymes y autónomos se refiere, algo que según algunos expertos ha contribuido a acelerar la desaparición de numerosas microempresas en este último tramo del año o quizá, que muchos, hayan apostado por pasar a la economía sumergida. Esa es la teoría de Oriol, que comenta en LinkedIn algunas consecuencias de la subida impositiva: “Y no olvidemos que al subir impuestos, favoreces que la economía sumergida gane socios al relativizar los costes de hacerlo “bien” o “mal”. En fin, una política fiscal que mires por donde mires no tiene fundamento alguno. ¿Será porque no tienen capacidad ni margen de decisión? Porque otra cosa no me cabe en la cabeza”.

Carlos, otro de los participantes en este improvisado debate, alude a que, “la teoría económica clásica nos dice que para estimular la demanda en épocas de crisis se deben de adoptar políticas expansivas, como, por ejemplo, bajar los impuestos. En España se está haciendo justo lo contrario con el objetivo de reducir el déficit público, causando ello el efecto inverso. Es decir, si se aumentan los impuestos se reduce la renta disponible, disminuyen el consumo y la demanda agregada, baja la producción, aumenta el paro, aumenta el gasto público en prestaciones sociales, se reducen los ingresos fiscales, y por tanto, aumenta el déficit público. Por tanto, prestigiosos economistas y algunos premios Nobel afirman que si seguimos con esta política económica la actual crisis económica se podría prolongar incluso 10 años más”.

Y no menos interesante es la opinión de Javier quien recuerda que “con las subidas de impuestos España se ha colocado entre los países más caros del mundo en cuanto a impuestos. La subida de impuestos es el sistema político de evitar la responsabilidad política. Los malos son los europeos que obligan a subir los impuestos y los pobres políticos no tienen culpa porque están obligados ¿????

La manía del gobierno de decir que esta trabajando mucho, hace que los extranjeros duden de la seguridad jurídica de España, como país donde invertir. El argumento común de todos mis clientes extranjeros es que no se fían de un país en el que todos los viernes cambian las leyes.

En la historia no hay ningún país que haya pagado directamente su deuda pública, si se pagan los intereses, pero en todos los casos se ha pagado vía inflación, Si durante diez años tenemos una inflación del 10%, sin amortizar nada de deuda, al cabo de este tiempo el porcentaje de deuda se habrá reducido a la mitad sin haber gastado en nada más que el pago de intereses.

Y el problema fundamental son los políticos. Cuando hay medios de comunicación se pelean, pero cuando no los hay se ponen de acuerdo en como repartirse el dinero que extraen del resto de los españoles. Mientras a los políticos se les permita esto no hay nada que hacer.

Los políticos se encargan de que los medios aireen que a algunos políticos les juzgan por robar cantidades de dinero pequeñas, en comparación con cientos de miles de millones que se han llevado con las cajas de ahorros y las grandes comisiones.

No saldremos de la crisis hasta que la clase política deje de vivir a costa del resto de españoles que trabajan. No creo que el PIB baje ni una décima por echar a los 600.000 cargos políticos y los funcionarios duplicados o triplicados que exigen trámites inútiles para que una empresa pueda trabajar”.

¿Y a vosotros que opinión os merece? ¿Subir o bajar impuestos?

Foto: http://www.freedigitalphotos.net

 

 

Compartir en...Share on Facebook0Share on Google+0Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn4Email this to someone
Publicado en Impuestos en las categorías , , , , .

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *