La ‘tarifa plana’ para jóvenes autónomos

La noticia de la semana la dejaba la ministra de Empleo, Fátima Báñez, el mismo lunes y pasa por el establecimiento de una ‘tarifa plana’, es decir, una cuota de 50 euros al mes, durante seis meses, para aquellos jóvenes emprendedores –hombres menores de 30 y mujeres menores de 35 años- que quieran iniciar una actividad por cuenta propia.

En la letra pequeña, sin embargo, la medida sólo contempla que esta ‘superreducción’ solo afecte a la cotización por contingencias comunes (que pasaría de 227 a 50 euros) y el autónomo debería pagar otros 28 euros por incapacidad temporal y la cotización voluntaria por cese de actividad (unos 18 euros).

Otra de las cuestiones que está estudiando Empleo es que, una vez que pasen estos seis meses, el autónomo se pueda acoger a la actual bonificación del 30% otros 24 meses más, por lo que la rebaja de cuotas se prolongaría dos años y medio.

El Gobierno lleva meses de reuniones con los sectores implicados (patronal, sindicatos y autónomos) pero lo que va trascendiendo a cuentagotas satisface… sólo a medias.

Tras el anuncio de la ministra, se dispararon las reacciones en torno a esta medida -que no tiene fecha para su entrada en vigor- y la mayoría coincide en el mismo punto: Es positiva, pero insuficiente.

Algunas organizaciones de autónomos o de jóvenes empresarios se preguntaron por qué no ampliar el abanico de edad o por qué seis meses, un periodo que se queda corto en los márgenes que cualquier empresa necesita para arrancar. Incluso se contempla con cierto escepticismo que este ahorro vaya a ser tal cuando hay que hacer frente a elevados pagos trimestrales de IVA, incluso por anticipado en muchas ocasiones, al no haber cobrado la correspondiente factura.

Flexibilización en la prestación por desempleo

Hay otros aspectos muy interesantes que no han generado tantos titulares como la ‘tarifa plana’ para los jóvenes.

El Gobierno está barajando la flexibilización en el cobro de la prestación por desempleo de forma que se pudiera compatibilizar durante seis meses el cobro de la prestación por desempleo con el alta de autónomos. O el mantenimiento de la prestación por desempleo durante cinco años para el parado que se haga autónomo.

Por otro lado, se piensa en facilitar el aplazamiento del pago de deudas con la Seguridad Social en caso de que el proyecto empresarial iniciado no resulte para tener la posibilidad de buscar una nueva salida a la actividad empresarial.

Junto a ello, la fijación de un límite de responsabilidad para el autónomo, similar al que ya existe para las sociedades y de un mínimo inembargable en el que entrarían la primera vivienda y los útiles para seguir ejerciendo la actividad.

Tampoco hay que olvidar la idea, ‘vendida’ constantemente en sucesivas campañas electorales sin que se ha ya plasmado hasta la fecha para que el IVA pueda pagarse al cobrar las facturas o las ideas en torno a una mejora en las posibilidades de financiación de las empresas.

Se ha calculado que las medidas podrían propiciar entre 10.000 y 15.000 altas anuales de jóvenes autónomos. Aunque eso, no sea la panacea de la recuperación económica.

Foto: http://www.freedigitalphotos.net

Compartir en...Share on Facebook2Share on Google+0Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn11Email this to someone
Publicado en Impuestos en las categorías , , , .

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *