¿Cómo contabilizar un préstamo?

Un  porcentaje elevado de pymes y autónomos  necesita financiación para iniciar su actividad, para dar un nuevo impulso a su empresa o por falta de liquidez.

Una vez  empezamosID-100178586 a pagar cuotas de los préstamos, nos surge la duda “ Cómo contabilizo el recibo mensual de mi cuota de préstamo?”.

En un préstamo, los gastos fiscalmente deducibles son los intereses que se  generan por el dinero que el banco nos ha prestado, también son deducibles todos los gastos relacionados con las comisiones de apertura del préstamo.

Los intereses se contabilizan en la cuenta 662-Intereses de deudas a corto plazo, y en la cuenta 663-Intereses de deudas a largo plazo.

Y muchas veces nos preguntamos  porque no podemos deducirnos todo el recibo, si es un pago para la empresa, pues muy sencillo:

Los intereses son  “la carga financiera” y se deducen  porque sí son un gasto para la empresa, y el resto de la cuota, que en el recibo suele poner ”capital amortizado”, no es un gasto. Es  un dinero que nos  han prestado y vamos a invertir en  nuestro negocio.

Hay que tener en cuenta que pedir financiación externa  no es necesariamente algo malo para un autónomo o una pyme. La financiación interna que puede provenir de los socios ,de los  beneficios de la empresa, etc…,  supone un esfuerzo para el empresario y puede limitar los objetivos que queremos conseguir.

Imaginaros que queremos pedir un préstamo para comprar un bien de inversión, pensad que el bien sirve para llevar a cabo la actividad diaria (vehículos, ordenadores, maquinaria…), por lo tanto mejorará  nuestro rendimiento. El pago de las cuotas supone  un esfuerzo mes a mes, pero nos reportará un beneficio en productividad.

Hay que tener muy claro de cuánto dinero queremos disponer para comprar el bien. Todos los bienes tienen una vida útil determinada, por lo que sería conveniente que el tiempo que tendremos para devolver el préstamo, sea igual o inferior a la vida útil del bien.

Contablemente, la compra de  un bien de inversión  también nos ayuda a poder deducirnos gastos, porque los bienes se han de amortizar y las cuotas de amortización también son deducibles para autónomos y pymes. El tema de amortizaciones lo trataremos en un artículo próximamente.

Foto: http://www.freedigitalphotos.net/

Compartir en...Share on Facebook12Share on Google+3Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn10Email this to someone
Publicado en Autónomos, Contabilidad, Contasimple, Financiación, Hacienda, Pymes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *