¿Desconoces tus obligaciones tributarias cómo autónomo? Parte IV

Retenciones que aplican los autónomos y las empresas.

Las retenciones son cantidades de dinero que quien tiene que pagarlas, es decir el pagador, debe descontar del importe total de la factura de compra de algunos servicios profesionales, nóminas de trabajadores y otras operaciones concretas que la normativa fiscal exige. Esta retención debe ser luego ingresada por el pagador a la Agencia Tributaria, al final de cada trimestre natural en nombre del profesional al que se le descontó. La obligación de retener e ingresar a cuenta nace, con carácter general, en el momento en que se satisfagan o abonen las rentas.

Tienen que practicar la retención las empresas, profesionales y empresarios que en el ejercicio de su actividad económica han comprado o contratado servicios que deben pagar.

Las rentas más habituales sujetas a retención son las siguientes:

  • Retención a los trabajadores en cada nómina.
  • Retención en las facturas de alquiler de los propietarios de locales e inmuebles que se alquilan para la actividad económica.
  • Retención a los “profesionales liberales” en las facturas que envían por sus servicios prestados.
  • Retención en las facturas que envían algunos empresarios (personas físicas) que realizan determinadas actividades que están tributando en módulos (estimación objetiva).
  • Retención de carácter financiero por el pago de dividendos a socios o de intereses de algunos préstamos recibidos.

Las facturas de venta no llevarán retención si el cliente al que se dirigen es un particular.

Si el cliente recibe una factura de un proveedor con una retención mal calculada o sin incluir retención cuando debería llevarla, el responsable ante la administración tributaria es el que recibe la factura y no quien la ha emitido, ya que es el obligado a practicarla.

El importe de la retención se calcula aplicando el porcentaje de retención  que corresponde a cada tipo de operación sobre el importe bruto total de la nómina o de la factura. En el caso de las facturas se aplica sobre el importe antes de aplicar el IVA correspondiente. Sólo en el caso de las facturas de agricultores en módulos la retención se aplica sobre el total de la factura incluyendo el IVA.

Las retenciones practicadas deben ser ingresadas al final de cada trimestre natural en el que se han practicado mediante los siguientes modelos:

  • Modelo 111:
    Retenciones de trabajo (trabajadores y administradores).
    Retenciones a profesionales.
    Retenciones de actividades económicas.
  • Modelo 115:
    Retenciones de alquileres urbanos.
  • Modelo 123:
    Retenciones de dividendos y préstamos.

Al final del último trimestre, junto con la declaración trimestral, se debe presentar también un resumen anual de cada tipo de retención aplicada, detallando en este momento el importe total del ejercicio de las retenciones aplicadas a cada persona física o sociedad, que se debe identificar en ese momento.

Los modelos para hacer los resúmenes anuales de retenciones son:

  • Modelo 190: resumen anual de los modelos 111
  • Modelo 180: resumen anual de los modelos 115
  • Modelo 193: resumen anual de los modelos 123

Después de la presentación de los resúmenes anuales se suele emitir y enviar un Certificado de Retenciones Practicadas a cada uno de los trabajadores o profesionales a los que se les ha retenido, haciendo constar en ese documento las cantidades declaradas en estos resúmenes anuales. Este es el certificado que reciben los trabajadores y profesionales todos los años para que les sirva para elaborar su declaración de la renta.

Enlace a: ¿Desconoces tus obligaciones tributarias cómo autónomo? Parte I
Enlace a: ¿Desconoces tus obligaciones tributarias cómo autónomo? Parte II
Enlace a: ¿Desconoces tus obligaciones tributarias cómo autónomo? Parte III

 

contabilidad autónomos

¿Desconoces tus obligaciones tributarias cómo autónomo? Parte III

Obligaciones como autónomo cuando operas con terceros y en la UE.

La Declaración anual de operaciones con terceros, informa a la Agencia Tributaria de todas aquellas operaciones realizadas con un cliente o proveedor que en cómputo anual superen los 3.005,06 € (incluyendo el IVA) y que no hayan sido declaradas en otro modelo.

Para ello debes tramitar el modelo 347 de declaración anual de operaciones con terceros. En él se declaran las adquisiciones y entregas de bienes y servicios, estén sujetas o no a IVA.

No obstante lo anterior, quedan excluidas de la obligación de presentar este modelo las siguientes personas o entidades:

  • Todas aquellas operaciones sobre las que exista obligación de suministrar información a la Administración Tributaria a través de otras declaraciones. Entre estos casos se incluyen:
    • Las rentas sujetas a retención o ingreso a cuenta del IRPF o IS por parte de su pagador deben incluirse en los resúmenes anuales de retenciones e ingresos a cuenta (modelos 190, 193 ó 194).
    • Las operaciones por las que las entidades gestoras de los fondos de pensiones deban suministrar información a la Hacienda Pública.
    • Las entregas y adquisiciones intracomunitarias de bienes, ya que estas operaciones se recogen en la Declaración Recapitulativa de Operaciones Intracomunitarias – Modelo 349.
  • Quienes realicen en España actividades empresariales o profesionales sin tener en territorio español la sede de su actividad económica, un establecimiento permanente o su domicilio fiscal o, en el caso de entidades en régimen de atribución de rentas constituidas en el extranjero, sin tener presencia en territorio español.
  • Las importaciones y exportaciones de mercancías, incluyéndose entre ellas las entregas y adquisiciones de bienes que supongan envíos entre el territorio peninsular español (incluyendo las islas Baleares) y las islas Canarias, Ceuta y Melilla.
  • Las personas físicas y entidades en atribución de rentas en el Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas, por las actividades que tributen en dicho impuesto por el método de estimación objetiva y, simultáneamente, en el Impuesto sobre el Valor Añadido por los regímenes especiales simplificado o de la agricultura, ganadería y pesca o del recargo de equivalencia, salvo por las operaciones que estén excluidas de la aplicación de los citados regímenes, así como aquellas otras por las que emitan factura.

 

Por otro lado, si realizas de manera continuada operaciones intracomunitarias, es decir, dentro de la Unión Europea, recuerda que debes presentar la Declaración Recapitulativa de Operaciones Intracomunitarias – Modelo 349.

Enlace a: ¿Desconoces tus obligaciones tributarias cómo autónomo? Parte I
Enlace a: ¿Desconoces tus obligaciones tributarias cómo autónomo? Parte II
Enlace a: ¿Desconoces tus obligaciones tributarias cómo autónomo? Parte IV

 

Parte III de IV
contabilidad autónomos

 

¿Desconoces tus obligaciones tributarias cómo autónomo? Parte I

Una gran mayoría de los emprendedores que empiezan su negocio desconocen totalmente las leyes y sus obligaciones tributarias como empresario y la operativa en cuestión al pago de impuestos.

Este desconocimiento provoca en muchas ocasiones desviaciones en el plan de negocio inicial, por los impuestos que no sabían que tenían que pagar y provocan problemas de tesorería.

Obligaciones antes de hacerte autónomo

  1. En primer lugar debes solicitar tu alta en el censo de empresarios, profesionales y retenedores mediante el modelo 037.
  2. Afiliación y alta en el Régimen Especial de Trabajadores Autónomos (RETA): Consiste en presentar el modelo TA 0521 (existen variedades del modelo en función de las condiciones de cada autónomo).

El IRPF para autónomos

Los autónomos tributan sus ingresos percibidos por el Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas (IRPF). Ésta es una de las obligaciones que más te puede preocupar cuando empiezas tu negocio.

El IRPF, en si, es un impuesto progresivo; por tanto a mayor renta, más pagas. Hacienda establece una serie de porcentajes para poder calcular cuánto pagas de IRPF.

Aplicar el IRPF a las facturas: Cuando el autónomo desarrolla una actividad profesional y factura a otros autónomos o, a sociedades con domicilio en España debe incluir en su factura una retención de IRPF.

Si más del 70% de su facturación lleva retención no tendrá la obligación de presentar pagos fraccionados de IRPF. Esta no obligación de presentar el pago fraccionado se mantiene siempre que el porcentaje de facturación con retención se mantenga por encima del 70%, si algún año es inferior el autónomo tendrá que presentar el pago a cuenta a partir de año siguiente.

 El porcentaje en concepto de retención de IRPF que los autónomos deben aplicar en 2017 es del 15% (tipo general). Sin embargo, los autónomos, en el año en que se dan de alta y los dos siguientes podrán aplicar en sus facturas un IRPF reducido del 7%.

Deberás aplicar la retención directamente en tus facturas, ya que dependiendo de lo que factures pagarás una cantidad distinta en IRPF. Por ello, para tributar se te retiene una cantidad de la factura para que tu cliente la ingrese posteriormente en Hacienda.

Cómo liquida el autónomo el IRPF:

Estimación directa simplificada: Se aplica a los empresarios y profesionales cuando:

Sus actividades no estén acogidas al régimen de estimación objetiva.
En el año anterior, el importe neto de la cifra de negocios para el conjunto de actividades desarrolladas por el contribuyente no supere los 600.000 euros. Cuando en el año inmediato anterior se hubiese iniciado la actividad, el importe neto de la cifra de negocios se elevará al año.
Que no hayan renunciado a su aplicación.
Que ninguna actividad que ejerza se encuentre en la modalidad de Estimación directa normal.

Se presenta en el modelo 130 de Hacienda de forma trimestral y se completa con la Declaración de la Renta, a presentar mediante el modelo 100. Aunque el resultado sea cero o negativo, hay que presentar la declaración.

Estimación directa normal: Se aplicará a los autónomos con actividades empresariales o profesionales que facturen más de 600.000 euros anuales en el año inmediatamente anterior para el conjunto de sus actividades o cuando se hubiera renunciado a la estimación directa simplificada.

Se presenta en el modelo 130 de Hacienda de forma trimestral y se completa con la Declaración de la Renta, a presentar mediante el modelo 100. Aunque el resultado sea cero o negativo, hay que presentar la declaración.

Estimación Objetiva: (módulos) Es el régimen más simple de tributación. El cálculo de los beneficios se realiza mediante una serie de indicadores relacionados con los medios de producción y la supuesta rentabilidad (metros cuadrados del local, consumo eléctrico, personal asalariado, metros de barra en caso de un bar,…). No se determina el beneficio real sino una estimación del mismo.

Si estás acogido a este régimen, a principios de año ya sabes que rendimiento se va a declarar y que impuestos se van a pagar.

Las actividades que pueden optar a tributar en Estimación Objetiva son: Agricultura y ganadería, pesca, comercio minorista, hostelería, transportes, algunos tipos de salones de belleza, servicios de mudanza, tintorería y fotocopias.

Puedes encontrar más información de la aplicación de este régimen en el Anexo I de este artículo.

La tributación por módulos implica presentar el modelo 131 de Hacienda de forma trimestral y se completa con la Declaración de la Renta, a presentar mediante el modelo 100.

Un supuesto particular es el de aquel autónomo que al mismo tiempo desarrolle una actividad empresarial y otra profesional ya que, si bien por la actividad profesional puede que no tenga la obligación de presentar el modelo 130, sí que existirá dicha obligación respecto a la actividad empresarial debiendo de incluir en el modelo 130 los datos económicos del conjunto de actividades.

 

Anexo I

El Régimen de Estimación Objetiva se aplica exclusivamente a empresarios y profesionales (solo incluidas determinadas actividades profesionales accesorias a otras empresariales de carácter principal), que cumplan los siguientes requisitos:

Que cada una de sus actividades esté incluida en la Orden del Ministerio de Hacienda y Administraciones Públicas que desarrolla el régimen de estimación objetiva y no rebasen los límites establecidos en la misma para cada actividad.

Que el volumen de rendimientos íntegros en el año inmediato anterior, no supere cualquiera de los siguientes importes:

– 150.000,00€ para el conjunto de actividades económicas, excepto las agrícolas, ganaderas y forestales. Se computarán la totalidad de las operaciones, exista o no obligación de expedir factura. Las operaciones en las que exista obligación de expedir factura cuando el destinatario sea empresario, no podrán superar 75.000 euros.
– 250.000,00€ para el conjunto de actividades agrícolas y ganaderas y forestales.

De manera transitoria para los años 2016 y 2017, según establece la disposición transitoria trigésima segunda en la Ley 35/2006, del IRPF, las magnitudes de 150.000 y 75.000 euros antes mencionadas quedan fijadas en 250.000 y 125.000 euros, respectivamente. La de 250.000 para actividades agrícolas, ganaderas y forestales no varía.

Cuando las actividades tributen por el régimen especial del recargo de equivalencia o por el régimen especial de la agricultura, ganadería y pesca, las cuotas de IVA teóricamente repercutidas por el recargo, y las compensaciones, deberán incluirse dentro del volumen de ingresos de las mencionadas actividades.

Que el volumen de compras en bienes y servicios en el ejercicio anterior, excluidas las adquisiciones de inmovilizado, no supere la cantidad de 150.000 euros anuales (IVA excluido). De manera transitoria para los años 2016 y 2017, según establece la disposición transitoria trigésima segunda en la Ley 35/2006, del IRPF,  esta magnitud de 150.000 queda fijada en 250.000 euros. Si se inició la actividad el volumen de compras se elevará al año. En el supuesto de obras y servicios subcontratados, el importe de los mismos se tendrá en cuenta para el cálculo de este límite.

Que las actividades económicas no sean desarrolladas, total o parcialmente, fuera del ámbito de aplicación del IRPF. A estos efectos se entenderá que las actividades de transporte urbano colectivo y de viajeros por carretera, de transporte por auto taxis, de transporte de mercancías por carretera y de servicios de mudanzas se desarrollan, en cualquier caso, dentro del ámbito de aplicación del IRPF.

Que no hayan renunciado expresa o tácitamente a la aplicación de este régimen.

Que no hayan renunciado o estén excluidos del régimen simplificado del IVA, y del régimen especial simplificado del Impuesto General Indirecto Canario (IGIC). Que no hayan renunciado al régimen especial de la agricultura, ganadería y pesca del IVA ni al régimen especial de la agricultura y ganadería del IGIC.

Que ninguna actividad ejercida por el contribuyente se encuentre en estimación directa, en cualquiera de sus modalidades.

Fuente: AEAT

Enlace a: ¿Desconoces tus obligaciones tributarias cómo autónomo? Parte II
Enlace a: ¿Desconoces tus obligaciones tributarias cómo autónomo? Parte III
Enlace a: ¿Desconoces tus obligaciones tributarias cómo autónomo? Parte IV

…Parte I de IV

contabilidad autónomos

Cómo registrar ingresos por caja en Contasimple

Cuando debido a la actividad que desarrollas no se está obligado a emitir facturas, y éstas se sustituyen por la emisión de tickets de caja (que ahora reciben el nombre de facturas simplificadas) su contabilización en nuestra aplicación debe realizarse de la siguiente manera: al final del día debe crease una factura emitida con la suma de todos los tickets (realmente se debe hacer tantos asientos como tipos de IVA se haya facturado), de esta manera se contabilizarían los ingresos.

Si tienes ingresos provenientes de clientes sin identificar, o de clientes para los que no tienes el NIF, deberás asociarlos a un cliente ficticio que agrupe todas estas ventas. Dicho cliente ficticio se conoce en Contasimple como el cliente “Clientes varios”.

Si ya has creado previamente un cliente Clientes varios” has de ir a Configuración → Preferencias → Impuestos y seleccionarlo en el desplegable que encontrarás en Facturas a clientes sin identificar – Selecciona el cliente Clientes varios y hacer clic en Guardar los cambios para que el programa sepa cuál es y lo trate correctamente.

Clientes varios

Si no lo has creado todavía, puedes hacerlo en Configuración → Preferencias → Impuestos clicando el botón de Crear cliente Clientes varios. Contasimple creará por defecto el cliente: Cliente varios00000000X con el cual deberás emitir las facturas de los tickets de caja.

Crear Cliente varios

Debes tener en cuenta que este cliente requiere un tratamiento especial en ciertos modelos de impuestos, como por ejemplo el modelo 347, para el que no deben declararse operaciones por tratarse de ingresos provenientes de varios clientes agrupados.

Para cualquier duda o aclaración puedes ponerte en contacto con nuestro departamento de Atención al Cliente en el número 932 933 806.

contabilidad autónomos

Impuestos 1er trimestre 2017

Os detallamos una selección de los principales impuestos que se presentan a partir del próximo día 1 y hasta el 20 Abril del 2017:
(Puedes consultar el Calendario fiscal del 2017 completo en la página de la Agencia Tributaria)

  • Retenciones: modelos 111 y 115

  • IVA:

    Autoliquidación: modelo 303.
    Declaración recapitulativa de operaciones intracomunitarias: modelo 349

  • IRPF:

    Estimación directa: modelo 130Agencia_Tributaria - copia - copia
    Estimación objetiva: modelo 131

  • Régimen general: modelo 202


Os recordamos también que el 5 de Abril se inicia el plazo de presentación, exclusivamente por Internet, de las declaraciones de Renta y Patrimonio 2016.

 

contabilidad autónomos

¿Cuánto tiempo han de conservar los autónomos y pymes las facturas y justificantes de su actividad económica?

A lo largo de la vida de una empresa se genera una enorme cantidad de documentación que obliga a disponer de una gran capacidad de almacenamiento, muchos de los cuales podrían conservarse en formato electrónico, utilizando el módulo de Disco Virtual de Contasimple. Sería el caso de los impuestos y comunicaciones de la Agencia Tributaria y la Seguridad Social. Sin embargo, hay otros, como las escrituras, los contratos mercantiles o las facturas, de obligatoria conservación en formato físico.

Los documentos notariales, así como las variaciones censales, las actas de inspección o los libros de visitas deben conservarse durante toda la vida del negocio. Pero aquellos que sirven como soporte a los impuestos, es decir, las facturas, pueden permanecer en la empresa durante un tiempo limitado para proceder luego a su destrucción.

Normativa mercantil

Según el Código de Comercio, es preciso conservar la documentación, justificantes, libros y documentación relacionada con el comercio “durante seis años a partir del último asiento realizado en los libros“. Es preciso que se adapten a esta normativa tanto los autónomos como las entidades mercantiles que continúan en funcionamiento y las que se disuelvan.

Normativa fiscal

Además de lo que dice la normativa mercantil, hay que prestar atención a la normativa fiscal, ya que toda esta documentación también puede tener efectos fiscales y no sólo mercantiles o laborales. Debe tenerse en cuenta, como hemos señalado anteriormente, que la normativa fiscal fija en cuatro años el plazo máximo de prescripción de los impuestos. Pero existen otros plazos que no debe olvidar:

  • Interrupciones.- Si Hacienda interviene para revisar los impuestos en el plazo de los cuatro años de prescripción o presenta una declaración complementaria, el plazo de los cuatro años se iniciará de nuevo tras dicha interrupción.
  • Activos.- No se podrán destruir cuando se estén amortizando (más cuatro años).
  • Pérdidas.- Si un ejercicio tiene pérdidas, deberá conservar la documentación que las acredita durante al menos diez años.
  • Activos e IVA.- Cuando una empresa adquiere bienes de inversión por encima de los 3.005,06 €, es preciso que guarde las facturas durante al menos nueve años en el caso de que sean bienes muebles. Este plazo se elevará hasta los catorce años cuando son bienes inmuebles. Es posible que esta compañía tenga que devolver parte del IVA deducido en la compra, por lo que en cualquier momento la Agencia Tributaria puede reclamar dicha factura.

IVA. Obligación de conservar las facturas

La Ley General Tributaria (LGT) establece una obligación general para empresarios y profesionales respecto la obligación de expedir y entregar facturas o documentos equivalentes. Estos documentos tendrán que conservarse durante un plazo de cuatro años, que es el plazo de prescripción del mismo, al igual que los documentos que indicamos a continuación:

  • Facturas recibidas.
  • Copias o matrices de las facturas expedidas.
  • Los justificantes contables en las operaciones en las que sea de aplicación la inversión del sujeto pasivo cuando el proveedor no esté establecido en la Comunidad.
  • Los recibos justificativos del reintegro de la compensación del Régimen especial de la Agricultura, Ganadería y Pesca, tanto el original de aquél, por parte de su expedidor, como la copia, por parte del titular de la explotación.
  • Los documentos acreditativos del pago del impuesto a la Importación.

Esta obligación incumbe asimismo a los empresarios o profesionales acogidos a los regímenes especiales del Impuesto sobre el Valor Añadido, así como a quienes, sin tener la condición de empresarios o profesionales, sean sujetos pasivos del Impuesto, aunque en este caso sólo alcanzará a las facturas recibidas y a las copias o matrices de las facturas expedidas.

Los documentos se conservarán en papel o formato electrónico, siempre que se garantice de la autenticidad respecto a su origen, contenido y legalidad. Además, se ha de garantizar a la Administración el acceso a los mismos.

Para la conservación de facturas por medios electrónicos en países fuera de tu Región Fiscal, con los que no exista acuerdo legal de asistencia mutua, deberá comunicarse previamente a la Agencia Tributaria.

Cuando las facturas recibidas o expedidas se refieran a adquisiciones por las cuales se hayan soportado cuotas del IVA cuya deducción esté sometida a un período de regularización, deberán conservarse durante su correspondiente período de regularización y los cuatro años siguientes.

Los empresarios o profesionales que realicen operaciones que tengan por objeto oro de inversión, deberán conservar las copias de las facturas correspondientes a dichas operaciones durante un período de cinco años.

Prevención de blanqueo de capitales

En el caso de que usted sea sujeto obligado por la normativa de prevención de blanqueo de capitales (ver art.2) le recordamos que debe conservar por un período mínimo de 10 años la documentación en la que se formalice el cumplimiento de las obligaciones establecidas en la Ley 10/2010.

contabilidad autónomos

Declaración de la Renta 2016

Te indicamos las fechas claves del calendario de la Declaración de la Renta 2016, la que debemos presentar en 2017:

  • Desde el 5 de abril de 2017: se inicia el plazo de presentación, exclusivamente por Internet, de las declaraciones de Renta y Patrimonio 2016.
  • Desde el 11 de mayo y hasta el 30 de junio: Presentación en entidades colaboradoras, Comunidades Autónomas y oficinas de la AEAT de la declaración.
  • Hasta el 26 de junio: Presentación del Borrador y declaración anual 2016 con resultado a ingresar mediante domiciliación en cuenta.
  • Hasta el 30 de junio: Declaración anual 2016 con resultado a devolver, renuncia a la devolución, negativo y a ingresar sin domiciliación.

Si no se domicilia el pago… ¿qué otras formas de pagar existen?
Si no hay domiciliación bancaria, y la declaración sale a ingresar, se puede pagar mediante un cargo en la cuenta corriente, o en efectivo o mediante “formas especiales de pago”. Para ello debe obtener el Número de Referencia Completo (NRC), para realizar el abono y como justificante del mismo. El NRC se obtiene, bien en las entidades bancarias colaboradoras, bien vía electrónica con certificado digital o con el sistema Cl@ve PIN. El pago a la Agencia Tributaria debe realizarse el mismo día que se presenta la declaración.

Si me sale a devolver ¿cuándo me lo ingresará Hacienda?
Hacienda dispone hasta el 31 de diciembre para realizar la devolución de la renta dentro del plazo ‘normal’. Una vez superada esa fecha, la devolución deberá incluir los intereses de demora vigentes en 2016.

Hasta entonces, lo que puedes hacer como contribuyente es revisar el estado de tu declaración para saber si todo marcha bien o Hacienda requiere que entregues documentación adicional.

 

NOVEDADES

  • Desaparece definitivamente el Programa Padre de ayuda a la confección de la declaración de la renta, que ya se eliminó el año pasado para la mayoría de los contribuyentes y únicamente quedó relegado a los declarantes de actividades económicas, básicamente autónomos. Los contribuyentes dispondrán del sistema ‘Renta web’, que se generaliza ya para todos los declarantes, cualquiera que sea la naturaleza de sus rentas (del trabajo, capital o actividades económicas) y que ha venido a sustituir al Programa Padre y al borrador del IRPF, ya que se trata de una mezcla de ambos.
    Al sistema ‘Renta web’ se accederá desde la sede electrónica de la Agencia Tributaria y, en la práctica, supondrá una propuesta de declaración, como venía siendo el borrador, pero más sencillo y ampliado a todos los contribuyentes. Su principal ventaja es que el contribuyente verá despejados obstáculos directamente relacionados con la descarga informática de la información del borrador –que hasta ahora sólo recogía unas determinadas rentas– o del programa Padre.
  • Deducciones para familias numerosas. Se aprueban los modelos 121 y modelo 122. El modelo 121 se utilizará por primera vez y será para deducciones por familia numerosa o por personas con discapacidad a cargo cuando se comunique la cesión del derecho a la deducción por contribuyentes no obligados a presentar declaración.
    En el caso del modelo 122 se presentará en el plazo establecido para la presentación de la declaración. Este modelo, de deducciones por familia numerosa, por personas con discapacidad a cargo o por ascendiente con dos hijos separado legalmente o sin vínculo matrimonial, en caso de regularización del derecho a la deducción por contribuyentes no obligados a presentar declaración.

 

¡¡¡En cuanto esté disponible el Renta Web 2016 en el portal de la Agencia Tributaria os avisaremos!!!

contabilidad autónomos

Bienes de Inversión

¿Qué se considera un bien de inversión?

La Agencia Tributaria considera como bien de inversión una herramienta que se utiliza de manera cotidiana para la producción o como un instrumento de trabajo durante más de un año.


¿Qué no tiene la consideración de bienes de inversión?

Los accesorios y piezas de recambio adquiridas para la reparación de los bienes de inversión utilizados.
La reparación de otros bienes de inversión.
Los envases y embalajes, aunque sean reutilizables.
Las ropas utilizadas para el trabajo.

¿Cuál es el tipo de amortización que se aplica al bien de inversión?

La amortización fiscal corresponde al deterioro de los bienes de inversión que forman parte de tu negocio y que se produce por su uso en la actividad.

En concepto de IVA

Puedes recuperar su importe en el mismo ejercicio en el que lo has comprado. Además, tienes que reflejarlo en tu liquidación trimestral de impuestos (Mod. 303) en la casilla destinada a los bienes de inversión y tienes la obligación de llevar el libro registro de bienes de inversión.
Has de tener en cuenta que sólo será deducible el 100% de las cuotas soportadas del impuesto en la medida en que los bienes adquiridos estén afectos totalmente a la actividad. (Un ejemplo en el que un autónomo no puede deducir el 100% del IVA es en la compra de un vehículo ya que se considera que no está totalmente afecto a la actividad y por ello sólo es deducible el 50%).

En concepto de IRPF

Si es un bien de inversión el gasto que podrás deducir en tu actividad no será el total pagado por su compra sino que tendrás que calcular su gasto por amortización.

Podrá amortizarse libremente los bienes de inversión cuyo valor no exceda de 300,00€ (hasta el límite de 25.000,00€ en el mismo ejercicio) siempre y cuando sean inmovilizado material y nuevos.

Para calcular la amortización, lo primero que necesitarás tener a mano son las llamadas tablas de amortización que elabora la Agencia Tributaria. En estas tablas se incluyen los datos que tienes que utilizar para obtener el importe de la amortización, y por tanto, el gasto a incluir en la actividad: El tipo de elemento que queremos amortizar, el coeficiente de amortización y el periodo de años máximo. Te adjuntamos los links de la Agencia Tributaria donde puedes encontrar las tablas de amortización para alguno de los regímenes fiscales:

Tabla de amortización de Régimen Estimación Directa Simplificada.
Tabla de amortización para Sociedades.

 

Registra tu bien de Inversión en Contasimple

Contasimple contabiliza de forma automática tu bien de inversión: Haz clic en la pestaña de CONTABILIDAD → Bienes de inversión y en la parte superior haz clic sobre el enlace Nuevo bien de inversión.

Se te mostrará la pantalla para contabilizar un nuevo bien de inversión. Has de rellenar todos los datos de la información de la factura que te solicita y en la parte inferior de la pantalla, en el apartado de Información sobre la amortización debes indicar el Tipo de bien.

Al escoger el tipo de bien observarás que el programa te informa que puedes amortizar por coeficiente anual o período y te indica los valores mínimos y máximos a aplicar según el tipo de bien elegido.
Desde Contasimple siempre aconsejamos amortizar el Bien de Inversión lo más rápido posible ya que así es como se obtiene una mayor desgravación, para ello debes introducir siempre el mayor coeficiente de los permitidos.

Una vez hecho todo lo anterior, clica sobre Insertar y el programa registrará el Bien de Inversión y generará la tabla de amortización (que puedes ver, en la parte inferior de la pantalla, si editas el bien).

 

contabilidad autónomos

Liquidaciones 4 trimestre y novedades en declaraciones anuales 2016

Con este mes de Enero comenzamos el período de presentación de impuestos del 4 trimestre y las Declaraciones resumen anual del 2016. Te informamos de las fechas de presentación de los principales modelos:

  • Hasta el 20 de Enero: Modelo 111, Modelo 115.
  • Hasta el 30 de Enero: Modelo 130, Modelo 303, Modelo 349, Declaración resumen anual 390.
  • Hasta el 31 de Enero: Declaración resumen anual 180, Declaración resumen anual 190.

Para más información puedes consultar el Calendario general del contribuyente 2017.

Principales novedades en la presentación de las Declaraciones Resumen Anual 2016:

MODELO 390. IVA Declaración Resumen Anual.- Este año como novedad Contasimple te permite descargar el fichero para realizar la presentación de forma telemática en la web de la Agencia Tributaria o puedes optar por descargarte el Programa de Ayuda del modelo y rellenarlo con los cálculos que te ofrece el programa.

MODELO 180. Declaración Informativa. Retenciones e ingresos a cuenta. Rendimientos procedentes del arrendamiento de inmuebles urbanos. Resumen anual.- Para el ejercicio 2016, en lugar de utilizar la Plataforma Informativas para confeccionar y presentar la declaración del modelo 180, debes acceder al formulario web disponible en la Sede Electrónica (Trámites destacados → Presentar y consultar declaraciones → Modelo 180 → Presentación 2016).

 

contabilidad autónomos

Felices fiestas

Desde Contasimple queremos agradeceros la confianza y fuerza que nos enviáis día tras día para continuar creciendo y esforzarnos para lograr juntos el éxito profesional.

feliz-navidad

Gracias por elegirnos.