Amortización de bienes de inversión

ID-10067754La Agencia Tributaria supone que ciertos bienes tienen una vida útil de varios años y por lo tanto no permite desgravarlos en el IRPF enteramente en un solo trimestre y define unas reglas de cómo desgravarlos poco a poco durante varios años, hasta llegar a que su valor sea 0.

Sin embargo, la compra de bienes si permite desgravar el IVA correspondiente en el momento de la compra.

Técnicamente, las amortizaciones son el importe de la  depreciación o pérdida de valor irreversible que experimenta el bien de inversión: vehículos, maquinaria, ordenadores… (inmovilizado material) o software… (inmovilizado intangible), que hemos adquirido para desarrollar una actividad.

La Agencia Tributaria tiene elaboradas unas tablas donde estipula cómo amortizar según la clasificación del bien. La amortización podrá ser contabilizada en base a dos criterios, por coeficiente (un porcentaje) o por años. Siempre es aconsejable amortizar al máximo porcentaje o menor número de años posible.

TABLA DE AMORTIZACIÓN:

Capturabien

Fuente: Agencia Tributaria

Este bien de inversión lo contabilizamos en el libro de registro de bienes de inversión, y la amortización del bien será el importe deducible como gasto trimestre a trimestre en el  IRPF.

Contasimple te permite contabilizarlo desde el libro de registro de bienes de inversión, dónde seleccionando el tipo de bien te mostrará la tabla anterior. Podrás escoger amortizar entre coeficiente o años y el programa ya te genera los cálculos correspondientes para hacer la desgravación en cada uno de los trimestres, sin tener que contabilizarlo cada período.

A tener en cuenta, que cuando se realiza la compra de un bien de inversión, el desembolso que supone el bien no debe considerarse gasto sino inversión porque el valor del bien sigue siendo un activo para la empresa, pero en lugar de estar en la cuenta bancaria, está siendo usado para llevar a cabo una actividad.

Es importante remarcar que si el importe del bien es igual o inferior a 300 € (base imponible), no hace falta amortizarlo en períodos, sino que se puede registrar como un gasto, en este caso en el libro de facturas recibidas y así deducirlo de una sola vez. Si el importe de la compra es mayor a 300 € (base imponible), deberá amortizarse tal como estipula la Agencia Tributaria, como hemos explicado anteriormente. Este importe es de aplicación a partir del 2015, ya que anteriormente estaba fijado en 600 €. (base imponible).

Foto: http://www.freedigitalphotos.net/

contabilidad autónomos

Compartir en...Share on Facebook0Share on Google+0Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn5Email this to someone
Publicado en Autónomos, ayudas, Contabilidad, Contasimple, Hacienda, Impuestos, Pymes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *