Trabajador autónomo económicamente dependiente (TRADE)

¿Qué es?

Es un autónomo que como mínimo el 75% de sus ingresos provienen de un mismo cliente.

Para ser considerado autónomo dependiente, debe de tener una infraestructura productiva y materiales propios para trabajar.

Este tipo de autónomos no puede tener trabajadores ni subcontratar a otros profesionales para ejercer su actividad.

Diferencias que caracterizan al autónomo dependiente

imagesLos autónomos dependientes tienen que tener un contrato mercantil con la empresa para la que presta sus servicios. Este contrato tiene que estar inscrito en la oficina de Servicio Público de Empleo (SEPE).

Estos autónomos tienen derecho a 18 días laborables de vacaciones.

También tienen derecho a indemnización en caso de rescisión del contrato. Otra ventaja es que pueden acceder a la prestación de desempleo, siempre que tengan cubierto un período de cotización de 12 meses seguidos anteriores a la finalización del contrato.

Similitudes con el autónomo no dependiente

Tanto el autónomo dependiente como el autónomo general deberán pagar sus recibos mensuales de autónomo a la Seguridad Social. También tendrán que hacerse cargo de sus obligaciones fiscales, es decir liquidar sus modelos de IVA, IRPF, etc.

Desde Contasimple, cualquier autónomo, ya sea dependiente o no, puede gestionar su facturación, contabilidad e impuestos de manera ágil, rápida y sencilla.

 

contabilidad autónomos

 

 

Compartir en...Share on Facebook0Share on Google+0Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn16Email this to someone
Publicado en Autónomos, Contasimple, emprendimiento, Facturación, Impuestos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *