Diferencias entre leasing y renting

Diferencias entre leasing y renting

Actualizado a 25/02/2022.

El leasing y renting son opciones de financiación que consisten en el arrendamiento de un bien de inversión nuevo, por norma un vehículo, inmueble o equipos tecnológicos. Las principales diferencias entre ambas opciones son:

Leasing

  1. Tipo de Contrato. Es un contrato de arrendamiento a largo plazo con opción a compra.
  2. Opción de compra final. El contrato de leasing va encaminado a la adquisición final del bien y en este tipo de contrato sí se refleja, desde el principio, las condiciones de la opción de compra al final del período.
  3. Duración. Duración mínima de dos años, si se trata de bienes muebles, lo que le confiere una mayor rigidez que el renting. Sus condiciones están basadas en la libertad de pactos entre las partes. Es una operación orientada al medio y largo plazo.
  4. Al finalizar el contrato.
    Puedes cambiar el bien y poner en marcha un nuevo contrato.
    Solicitar una extensión o prórroga del contrato negociando nuevas cuotas.
    Puedes comprar el bien a través del pago del valor residual que conste en el contrato.
  5. Servicios. No incluye mantenimiento, reparaciones ni seguros del bien.
  6. Contabilidad. Puedes deducirte como gasto el 100% de  la parte de intereses que se genera y del IVA, el resto corresponde a la devolución de la deuda.

Infórmate en este otro artículo sobre la fiscalidad del leasing.

Renting

  1. Tipo de Contrato. Alquiler del bien por un tiempo determinado en la que, además de las cuotas mensuales correspondientes, se incluyen otros conceptos, dependiendo del bien que sea.
    El ejemplo más habitual de renting son los vehículos en los cuales se incluyen los impuestos de matriculación, de circulación, seguros relacionados o los habituales servicios de mantenimiento y asistencia.
  2. Opción de compra final. No existe la opción de compra al final del período de contrato, aunque el cliente puede optar a quedarse con el bien bajo pago del importe residual que pacte.
  3. Duración. El renting se caracteriza por su movilidad y flexibilidad para adaptarse a las necesidades del arrendatario y a la marcha de la empresa. No hay periodos mínimos de duración y está orientado al corto plazo, adaptándose en función de las necesidades del presupuesto de gastos de la compañía.
  4. Al finalizar el contrato.
    Puedes devolver el bien y contratar un nuevo renting.
    Puedes ampliar o renovar el contrato en las mismas condiciones.
  5. Servicios. Incluye el mantenimiento y pago de los impuestos.
    En el caso de los vehículos se incluye el seguro a todo riesgo, la asistencia en carretera, revisiones y reparaciones.
  6. Contabilidad. Puedes deducirte el 100% del gasto y el IVA.

Cómo contabilizar tu leasing en Contasimple

Contasimple permite la contabilización de los leasing de forma sencilla: para la contabilización y la deducción del IVA de cada cuota del leasing, debes contabilizar cada cuota como una factura recibida, es decir base e IVA por separado, ya que cada cuota lleva su parte correspondiente de IVA, con los datos que tengas de la empresa o banco que te hace el leasing.

Tipo de gasto: 621 – Arrendamientos y cánones (coste de los alquileres)

Contabilizar leasing

También te puede interesar

Gastos fiscalmente deducibles en el IRPF

El IVA deducible del autónomo y la pyme

Amortización del inmovilizado

Cómo amortizar un préstamo

Comparte, comenta y déjanos tus dudas

Si nuestro artículo sobre la fiscalidad del leasing te ha parecido interesante, no te olvides de darle un «me gusta» y de compartirlo en tus redes sociales favoritas. También puedes dejarnos tus comentarios y dudas y estaremos encantados de responderte 🙂

Síguenos desde FacebookInstagramTwitter o Linkedin para estar siempre a la última en todo aquello que afecta a tu negocio.

Programa para autónomos y pymes. Facturación, contabilidad e impuestos.

Publicado en Autónomos, Contabilidad, Contasimple, Financiación, Impuestos, Pymes.

2 Comments

  1. Buenos días soy autónomo. Si compro un coche con leasing lo puedo contabilizar con contasimple de forma sencilla o hay que saber de contabilidad.

    • Buenas tardes Arnau,

      Contasimple permite la contabilización de los leasing de forma sencilla: para la contabilización y la deducción del IVA de cada cuota del leasing, debes contabilizar cada cuota como una factura recibida, es decir base e IVA por separado, ya que cada cuota lleva su parte correspondiente de IVA, con los datos que tengas de la empresa o banco que te hace el leasing.
      Tipo de gasto: 621 – Arrendamientos y cánones (coste de los alquileres).
      Si se trata de alguna modalidad especial de leasing, es mejor que contactes primero con nuestro equipo de soporte para que te asesoremos de una forma más personalizada.

      Teléfono: 932 933 806
      Mail: soporte@contasimple.com

      Muchas gracias por tu interés en Contasimple

      Saludos,

      El equipo de Contasimple

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.