Diferencia entre ticket y factura

¿Qué es la factura simplificada? ¿Es lo mismo que una factura completa? La respuesta es no, y como autónomo debes saber que existen ambas: facturas y facturas simplificadas.

Grosso modo, las facturas simplificadas son los tickets de toda la vida, es decir, un comprobante de pago que nos dan cuando hacemos una compra o hemos disfrutado un servicio como el de un restaurante.

Ambos documentos son habituales en la facturación y contabilidad del autónomo, por ello en este post hablaremos sobre estos dos términos.

Emite facturas y registra tus tickets con Contasimple

Qué es una factura simplificada o un ticket

Una factura simplificada es un resguardo  que recibes cuando realizas una compra o cuando recibes la prestación de un servicio. La factura simplificada sólo puede ser emitido en la moneda nacional del país.

Normalmente te puedes encontrar con este tipo de factura en comercios, restaurantes, gasolineras y otros establecimientos. Al igual que la factura completa, debes conservarla para posibles reclamaciones.

Hasta hace poco, la factura simplificada era conocida como ticket, pero con el nuevo reglamento de facturación de 2013, pasó a denominarse con este nuevo término.

Asimismo, este nuevo reglamento trajo consigo una serie de requisitos para que se pueda considerar válido la emisión de una factura simplificada.

Requisitos para poder emitir facturas simplificadas

La AEAT indica que se pueden emitir facturas simplificadas en los siguientes casos:

  • El importe no exceda de 400,00€ (IVA incluido).
  • Cuando se deba expedir una factura rectificativa
  • El importe no exceda de 3.000,00€ (IVA incluido) en las siguientes operaciones:
  • Ventas al por menor.
  • Venta o servicios de ambulancia o a domicilio del consumidor.
  • Transporte de personas y sus equipajes.
  • Servicios de hostelería y restauración y, salas de baile y discotecas.
  • Servicios de peluquerías, institutos de belleza, tintorerías y lavanderías.
  • Utilización de instalaciones deportivas, aparcamiento de vehículos y autopistas de peaje.

Además, las facturas simplificadas deberán contener los siguientes datos de carácter general:

  • Número de factura y serie
  • La fecha de expedición y de la operación
  • Nombre o razón social y NIF/CIF del emisor
  • Descripción del servicio prestado o de los bienes entregados
  • Tipo impositivo correspondiente, indicando las bases imponibles. Opcionalmente se puede incluir la expresión “IVA incluido”
  • El importe total
  • En caso de que se aplique el régimen especial del criterio de caja del IVA, la mención “régimen especial del criterio de caja”.
  • Para facturas rectificativas, la referencia de la factura rectificada y de lo modificado.

La AEAT indica que no se podrá expedir factura simplificada en las siguientes operaciones:

  • Entregas Intracomunitarias de Bienes (EIB)
  • Ventas a distancia
  • Operaciones localizadas en el Territorio de aplicación del Impuestos (TAI)  en las que el proveedor o prestador no esté establecido, se produzca la inversión del sujeto pasivo y el destinatario expida la factura por cuenta del proveedor o prestador.
  • Operaciones no localizadas en el Territorio de aplicación del Impuesto (TAI) si el proveedor o prestador está establecido:
  • Cuando la operación se entienda realizada fuera de la Unión Europea (UE).
  • Cuando la operación se localice en otro Estado miembro (EM), se produzca la inversión del sujeto pasivo (ISP) y el destinatario no expida la factura por cuenta del proveedor o prestador.

Qué es una factura

Por otro lado, la factura completa es un documento que emiten autónomos y empresarios por las entregas de bienes y prestaciones de servicios que realicen en desarrollo de su actividad.

Los empresarios y profesionales están obligados a expedir factura en los siguientes casos:

  • Cuando el destinatario sea un empresario o profesional
  • Cuando el destinatario lo exija
  • En exportaciones de bienes exentos de IVA
  • Entregas intracomunitarias de bienes exentos de IVA
  • Cuando el destinatario sea una Administración Pública o una persona jurídica y no actúe como empresario.
  • En determinadas entregas de objetos
  • Ventas a distancias

La mayoría de los autónomos deben cumplir con la obligación de facturar por el desarrollo de su actividad, por lo tanto es aconsejable contar con un programa de facturación que permita crear y enviar facturas fácilmente.

Contasimple es la herramienta online de facturación que permite a autónomos y empresarios personalizar y crear facturas en sólo 10 segundos, y cumpliendo a su vez los requisitos que deben contener las facturas:

  • El número de factura y serie.
  • La fecha de expedición de la factura.
  • Datos del comprador y vendedor: nombre y apellidos, razón o denominación social y domicilio.
  • NIF o nº identificativo emitido por otro Estado miembro de la UE.
  • La descripción de las operaciones.
  • El tipo impositivo aplicado (o tipos impositivos si hay más de uno).
  • La cuota tributaria
  • La fecha en que se hayan efectuado las operaciones.
  • Las condiciones de entrega en caso de que proceda.

Contasimple, programa de facturación, contabilidad e impuestos para autónomos y pymes

Diferencia entre una factura y una factura simplificada (ticket de compra)

La diferencia principal entre una factura completa y una factura simplificada es que en la factura, el autónomo puede deducirse el IVA ya que sirve como comprobante fiscal al incluirse los datos del cliente y del emisor de la factura.

De esta forma, en el momento de rellenar el modelo 303 de IVA podrás deducirte esta factura. En cambio, con la factura simplificada o ticket no es posible ya que no encontrarás los datos del receptor.

Compartir en...Share on Facebook1Share on Google+0Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn0Email this to someone
Publicado en Autónomos, Facturación, Uncategorized.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *