Los Epígrafes IAE: Qué son y cómo elegir uno

¿Qué es el Impuesto sobre Actividades Económicas (IAE)?

El IAE es un tributo que grava el ejercicio de actividades económicas en territorio nacional al que están obligados a hacer frente las personas físicas (autónomos), personas jurídicas (sociedades) y entidades sin personalidad jurídica (herencias yacentes y comunidades de bienes) que realicen actividades empresariales, profesionales y artísticas, exceptuando las agrícolas, ganaderas dependientes, forestales y las pesqueras.

Se trata de un impuesto anual que corresponde pagar por año natural desde el momento que se inicia la actividad económica. Es importante saber que la declaración de alta por inicio de actividad debe realizarse antes del transcurso de 1 mes desde el inicio.

¿Qué son los epígrafes del IAE?

En el momento que te das de alta como autónomo, ya sea a través del modelo 036 o 037, debes especificar qué actividad o actividades vas a desarrollar. Esta actividad tiene que corresponder con alguno de los epígrafes del IAE.

Por lo tanto los epígrafes del IAE son un amplio listado de actividades que debes leer con detalle y seleccionar el adecuado según sea tu actividad, en el momento de tu alta como autónomo.

Los epígrafes del IAE están agrupados en 3 grandes secciones:

  • Actividades empresariales: industriales, comerciales, servicios, ganaderas independientes y mineras.
  • Actividades profesionales: se trata de los profesionales que realizan actividades de agricultura, ganadería, caza y pesca, energía ,agua, industrias químicas…
  • Actividades artísticas: actividades relacionadas con el cine, teatro, baile, música, deporte, circo y otros espectáculos.

Debes saber que este paso condiciona el régimen de IVA aplicable a tu actividad. De la misma forma,  también repercute en si tienes obligación de aplicar retenciones de IRPF en tus facturas o no.

Listado de epígrafes del IAE

¿Para qué sirve el IAE?

Seleccionar tu epígrafe de IAE  determinará el sistema de tributación al que estás obligado:

  • IRPF de autónomos:  si tributas por el sistema de estimación directa simplificada o por el sistema de estimación objetiva (por módulos). Asimismo, define si debes aplicar o no retenciones en tus facturas en función del tipo de actividad. Si por ejemplo te dedicas a prestar servicios de abogacía (actividades profesionales) debes aplicar una retención del 15% del IRPF o un 7% en caso de ser nuevo autónomo. Los profesionales autónomos sí que deben como norma general incluir retenciones del IRPF en sus facturas.

  • IVA de autónomos: determina el régimen de IVA aplicable según la actividad. General, recargo de equivalencia para comerciantes o simplificado para determinadas actividades en módulos. Por otro lado, también se define el tipo de IVA a aplicar por tus ventas o servicios pudiendo ser tipo general (21%), el reducido (10%), el superreducido (4%) o una actividad exenta de IVA.

 

¿Quién no está obligado a darse de alta en el IAE?

Existen algunas exenciones del pago del IAE a pesar de que realicen actividades económicas:

  • Las personas físicas
  • Las sociedades sin personalidad jurídicas
  • Los sujetos pasivos que inicien el ejercicio de su actividad en territorio español durante los 2 primeros períodos impositivos, independientemente de la cifra de negocios.
  • Los sujetos pasivos del Impuesto sobre Sociedades, sociedades civiles y entidades sin personalidad jurídica que tengan un importe neto de la cifra de negocios inferior a 1.000.000 de euros.
  • El Estado, las comunidades autónomas y las entidades locales, los organismos autónomos del Estado, de las entidades locales y las entidades de derecho público.
  • Las entidades gestoras de la Seguridad Social y las mutualidades de previsión social reguladas.
  • Los organismos públicos de investigación, los establecimientos de enseñanza en todos los grados siempre que estén financiados íntegramente con dinero del Estado.
  • Las asociaciones y fundaciones de personas con discapacidad física, psíquica y sensorial, sin ánimo de lucro.
  • La Cruz Roja Española.
  • Las entidades sin afán de lucro en los términos previstos en la Ley 49/2002, de 23 de diciembre.

¿Cuánto hay que pagar por IAE?

El IAE se paga por año natural entero y se calcula la cuota en base a lo establecido en el Real Decreto Legislativo 1175/1990  donde se fijan las cuotas mínimas y las instrucciones para su aplicación.

La fórmula para calcular el IAE tiene 4 términos componentes:

Cuota mínima x Coeficiente de Ponderación x Coeficiente de Situación x Recargo Provincial

  • Cuota mínima Municipal: la cuota mínima varía según la actividad. Existe una tarifa mínima para cada actividad a la que hay que añadir un importe en función de la superficie censal reportada en el modelo 840 (en caso de tener un local u oficina).
  • Coeficiente de ponderación: este coeficiente se aplica según la cifra de negocios de los dos ejercicios anteriores al año de aplicación. Tiene carácter obligatorio y se aplicará sobre todo tipo de cuotas, municipales, provinciales o nacionales.
  • Coeficiente de situación: se trata de un coeficiente que se aplica en caso de hacer frente a cuotas municipales (no en las provinciales ni nacionales). Los Ayuntamientos tienen la potestad de determinar dichos coeficientes sujeto a las siguientes limitaciones:
  • No podrá establecerse sobre las cuotas provinciales y nacionales.
  • No puede aplicarse a aquellas actividades que teniendo asignada en las tarifas una cuota de carácter municipal no se ejerzan en local determinado.
  • No podrá ser inferior a 0,4 ni superior a 3,8.
  • El número de categorías de calles no podrá ser inferior a 2 ni superior a 9.
  • En los municipios en los que no sea posible distinguir más de una categoría de calle, no se podrá establecer.
  • La diferencia del valor del coeficiente atribuido a una calle con respecto al atribuido a la categoría superior o inferior no podrá ser menor de 0,10.
  • Recargo provincial: las Haciendas Locales autoriza a la Diputación a cobrar un recargo (máximo 40%) sobre las cuotas municipales, que se aplicaría sobre la cuota ponderada. Es decir, consiste en un porcentaje que se calcula sobre la cuota municipal modificada por el coeficiente de ponderación.  Por ejemplo, el porcentaje establecido por recargo en Barcelona es del 35%.

¿Cómo se paga el IAE?

Para tu comodidad, existe la opción de domiciliar el pago del impuesto a tu cuenta bancaria, así evitarás tener que desplazarte a una oficina bancaria y preocuparte por recibir el documento o de cuándo es el periodo de pago.

El recibo se pasará al cobro en un único recibo por año. La fecha de pago se puede consultar en el Calendario del Contribuyente de tu Ayuntamiento y el trámite de la domiciliación normalmente puede realizarse a través de internet o presencial.

Compartir en...Share on Facebook3Share on Google+0Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn0Email this to someone
Publicado en Autónomos, Gestión Empresarial, Impuestos, Pymes, Uncategorized.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *