Anticipo de clientes: Cómo declarar el IVA

El anticipo de clientes

Un error habitual entre los autónomos es el de no ingresar el IVA del anticipo de clientes. Para evitar este error, te explicamos la diferencia entre el anticipo de clientes y la provisión de fondos, cómo emitir la factura de anticipo de clientes y cómo contabilizarla correctamente. Sigue leyendo.

¿Qué es el anticipo de clientes?

El anticipo de clientes es una cantidad de dinero entregada por adelantado, a cuenta de compras o servicios futuros.

¿Qué es una provisión de fondos o suplido?

La provisión de fondos es una cantidad de dinero entregada por el cliente para que el prestador de los servicios pueda realizar una serie de gastos por cuenta y en nombre del cliente.

Es decir, quien recibe la cantidad de dinero la gasta en representación de su cliente.

En este caso, como señala el artículo 78.Tres.3º de la Ley del IVA, no forma parte de la base imponible del IVA ni del IRPF.

Para que la provisión de fondos o suplido se considere como tal, no puede utilizarse para el pago de honorarios.

La provisión de fondos o suplido es muy común en el mundo de la abogacía, en que el abogado debe realizar una serie de gestiones en nombre de su representado para poder realizar sus servicios.

Cómo emitir la factura de anticipo de clientes

Ahora ya tenemos clara la diferencia entre el anticipo de clientes y la provisión de fondos. En el caso del anticipo de clientes, debes emitir factura. Esta factura debe desglosar la base imponible del IVA y, en su caso, la retención del IRPF. Si no tienes claro si tu factura debe llevar retención de IRPF, consulta el siguiente enlace sobre la clasificación de las actividades empresariales.

Ejemplo de factura de anticipo de clientes

En el siguiente ejemplo, vamos a emitir la factura de anticipo de clientes con la ayuda de Contasimple:

Hemos recibido un anticipo de 1000 euros de nuestro cliente el 2 de septiembre. Este adelanto corresponde a la organización de un evento que tendrá lugar el 15 de octubre. El importe total del servicio es de 3000 euros (sin incluir el IVA).

Por lo tanto, el 2 de septiembre emitimos la factura por el anticipo:

Cómo emitir factura de anticipo de clientes

 

Tendremos que sustraer a la cantidad que nos han adelantado el 21% para poder calcular la base imponible. De manera que sólo contamos con un anticipo neto de 826,45€:

Cálculo de la base imponible y desglose del IVA en el anticipo de clientes

 

Al prestar el servicio el 15 de octubre, emitimos la factura por la totalidad el servicio prestado. Hacemos constar el anticipo que ya habremos facturado antes:

Factura por el importe total del servicio prestado

Cómo se contabiliza la factura de anticipo de clientes

Siguiendo el anterior ejemplo, el propio programa de Contasimple ya te habrá avisado de que la factura del anticipo (de septiembre) se ha contabilizado en el periodo 3T (tercer trimestre), mientras que la factura por el importe total del servicio (octubre) se ha contabilizado en el periodo 4T (cuarto trimestre).

Por lo tanto, el IVA repercutido por el anticipo (173,55€) se te incluirá automáticamente en la declaración correspondiente al tercer trimestre, si estás dado de alta en el plan Profesional o Premium, y por lo tanto, puedes rellenar tus impuestos automáticamente con Contasimple.

En cambio, el IVA repercutido en la factura que hemos emitido en octubre (456,45€), se te contabilizará en el cuarto trimestre.

Resumiendo, es importante que sepas que el IVA del anticipo (y en su caso, la retención del IRPF) tienes que declararlo en el trimestre en que hayas cobrado ese adelanto. No puedes retrasarlo al momento de realizar la prestación del servicio.

Si nuestro artículo te ha parecido interesante, no te olvides de darle un «me gusta» y de compartirlo en tus redes sociales favoritas 🙂
Publicado en Autónomos, Contabilidad, Facturación, IVA.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *