Cómo se calcula el rendimiento neto del autónomo

Cómo se calcula el rendimiento neto

Cómo se calcula el rendimiento neto de tu actividad económica o profesional: Especial autónomos y pymes sin gestoría que preparan su declaración de la renta anual o trimestral para presentar telemáticamente a la Agencia Tributaria su modelo 100 o modelo 130.

Cómo se calcula el rendimiento neto

En este artículo nos centramos en calcular el rendimiento neto para presentar correctamente tus modelos de impuestos a la Agencia Tributaria y llevar tu fiscalidad. Para saber cómo analizar el estado de tu negocio a nivel de contabilidad y finanzas, descubre nuestro artículo sobre la cuenta de pérdidas y ganancias.

Estimación directa, modalidad simplificada

Cómo se calcula el rendimiento neto

Cómo se calcula el rendimiento neto

A la derecha tienes el cuadro sobre cómo se calcula el rendimiento neto en estimación directa en su modalidad simplificada. Esta modalidad es la más común entre los autónomos.

¿Cuáles son los autónomos y empresarios no sujetos a la estimación directa simplificada?

  • Los que están sujetos a la estimación objetiva (módulos) y no han renunciado a ella.
  • Actividad económica con un importe neto superior a los 600.000€.

1. Los ingresos íntegros

Estos son los ingresos íntegros derivados del ejercicio de la actividad económica o profesional:

Ingresos de explotación

Los ingresos de explotación son los que reflejas cuando emites tus facturas a tus clientes por la venta de tus productos o por la prestación de tus servicios profesionales.

Corresponde a la casilla 0171 de la Declaración anual de la Renta 2019 (modelo 100).

Ingresos financieros derivados del aplazamiento o fraccionamiento de operaciones realizadas en desarrollo de la actividad

El supuesto más habitual es cuando aplazas el pago de tu producto o servicio a tu cliente a cambio de que este te pague intereses por ese aplazamiento. En este caso, los ingresos financieros serían la cantidad que recibes en concepto de intereses. Es decir, la cantidad que no corresponde en sí al precio del producto o servicio.

Corresponde a la casilla 0172 de la Declaración anual de la Renta 2019 (modelo 100).

Ingresos por subvenciones corrientes y de capital

Solo aplica en el caso de que hayas recibido alguna subvención. Si es tu caso, encontrarás más información en este enlace de la Agencia Tributaria.

Corresponde a la casilla 0173 (subvenciones corrientes) y casilla 0174 (subvenciones de capital) de la Declaración anual de la Renta 2019 (modelo 100).

Autoconsumo de bienes y servicios

Entregas de bienes y prestaciones de servicios para tu uso particular (autoconsumo interno) o para terceras personas de forma gratuita (autoconsumo externo).

Corresponde a la casilla 0175 de la Declaración anual de la Renta 2019 (modelo 100).

Tratamiento del IVA devengado

El supuesto más habitual en que se tiene que rellenar esta casilla es el del régimen del recargo de equivalencia, o compensación de agricultura, ganadería y pesca.

Corresponde a la casilla 0176 de la Declaración anual de la Renta 2019 (modelo 100).

Transmisión de elementos patrimoniales que han gozado de libertad de amortización

En primer lugar, ¿Qué es la libertad de amortización y cuándo se puede aplicar? La libertad de amortización permite deducirse una cantidad mayor de determinados bienes de inversión los primeros años.

El artículo 102 de la Ley del Impuesto de Sociedades establece que solo pueden beneficiarse de la libertad de amortización ciertas empresas de reducida dimensión en supuestos relacionados con la creación de empleo y solo para determinados bienes.

De manera que, si has podido beneficiarte de libertad de amortización en determinado bien de inversión y luego lo has transmitido; te aplica este apartado. En este caso, hay que calcular el exceso de amortización deducida respecto a la amortización deducible para poder calcular la ganancia o pérdida en su caso que ha representado la transmisión del bien.

Variación de existencias (solo si hay un aumento de existencias al final del ejercicio)

Si el valor de las existencias al inicio del ejercicio es menor que al final → ingreso

Si el valor de las existencias al inicio del ejercicio es mayor que al final → gasto

Ver también artículo sobre los «Gastos fiscalmente deducibles», el apartado sobre «Variación de existencias».

Otros ingresos

Entre otros, encontramos estos ingresos:

  • Trabajos realizados para la empresa, valorados con arreglo al coste de producción de los activos fijos producidos por la propia empresa.
  • Excesos y aplicaciones de provisiones y de pérdidas por deterioro.
  • Otros ingresos de gestión.
  • Indemnizaciones percibidas de entidades aseguradoras por siniestros que hayan afectado a productos de la explotación (existencias de mercaderías, materias primas, envases, embalajes, etc.), siempre que se produzca su destrucción.
    • En el caso de que solo se produzca un desperfecto reparable, la indemnización será un ingreso de la actividad que contrarresta el gasto de la reparación.
    • Si las indemnizaciones afectan a elementos del activo fijo afecto, su importe no se computa como ingreso, sino que forma parte del valor de enajenación de los mismos a efectos de determinar la ganancia o pérdida patrimonial resultante.

Más información sobre los ingresos íntegros en la página web de la Agencia Tributaria.

2. Gastos deducibles

Los encontrarás recogidos en este artículo sobre los gastos fiscalmente deducibles del IRPF.

Gastos fiscalmente deducibles en el IRPF

3. Amortizaciones de la tabla simplificada

En este enlace encontrarás la explicación de cómo calcular la amortización de tus bienes de inversión según la tabla simplificada.

Amortización del inmovilizado

4. Provisiones deducibles y gastos de difícil justificación

Cómo se calcula el rendimiento neto: los gastos de difícil justificaciónUna vez analizados los ingresos íntegros, gastos fiscalmente deducibles y amortizaciones de la tabla simplificada; pasamos a analizar el último concepto para obtener el rendimiento neto: los gastos de difícil justificación.

Los gastos de difícil justificación se deducen de forma automática en un 5% sobre la diferencia que hemos obtenido al restar de los ingresos íntegros los gastos deducibles y las amortizaciones. Es decir, no tienes que justificar nada, simplemente aplicarlo sobre el resultado anterior. En el método de la modalidad simplificada, dentro de este concepto se incluyen también las provisiones. Si el resultado de la  operación anterior es superior a 2000€, solo podrás deducirte 2000€.

Es importante conocer este concepto para así obtener un resultado en tus modelos del IRPF inferior y, así, no pagar más de lo que debes.

Un concepto habitual que estos gastos de difícil justificación intentan cubrir es el de las facturas incobrables. En este otro enlace te explicamos también cómo recuperar el IVA de las facturas incobrables.

Incompatibilidades

Esta reducción del 5% en concepto de provisiones deducibles y gastos de difícil justificación es incompatible con la reducción para trabajadores autónomos económicamente dependientes que analizaremos al tratar el rendimiento neto reducido total.

Más información sobre gastos de difícil justificación en la modalidad simplificada en la página web de la Agencia Tributaria.

Rendimiento neto reducido

Pero las reducciones que puedes aplicar en tu modelo del IRPF no acaban aquí. Ahora que ya sabes calcular el rendimiento neto de tu actividad económica o profesional, te explicamos cómo calcular el rendimiento neto reducido.

Normativa sobre reducciones en rendimientos de actividades económicas: artículo 32 de la Ley IRPF.

El rendimiento neto reducido se obtiene aplicando, cuando procede, la reducción del rendimiento neto en un 30% (límite de 300.000€). ¿Cuándo se aplica?

  • Se aplica cuando los rendimientos se han generado en un período superior a 2 años, pero se han imputado en un único período impositivo. (Solo  cuando ello no es regular / habitual).
  • También se aplica cuando son rendimientos obtenidos de forma irregular en el tiempo y se imputan a un único período impositivo, en estos supuestos:
    • Subvenciones de capital para la adquisición de elementos del inmovilizado no amortizables.
    • Indemnizaciones y ayudas por cese de actividades económicas.
    • Premios literarios, artísticos o científicos que no gocen de exención en este impuesto.
    • Indemnizaciones percibidas en sustitución de derechos económicos de duración indefinida.

Corresponde a la casilla 0225 de la Declaración anual de la Renta 2019 (modelo 100).

Cómo se calcula el rendimiento neto reducido

Rendimiento neto reducido total

Rendimiento neto reducido total

Sobre el rendimiento neto reducido que hemos obtenido ahora, podremos aplicar estas otras reducciones cuando sean compatibles:

1. Reducción para trabajadores autónomos económicamente dependientes o con único cliente no vinculado

Un trabajador autónomo económicamente dependiente es aquel que tiene un cliente del que percibe el 75% o más de sus ingresos. Además, no tiene trabajadores contratados ni tampoco subcontrata parte de su actividad a terceros. (Artículo 11 del Estatuto del trabajo autónomo).

Otro requisito para aplicar esta reducción es que los gastos deducibles no superen el 30% de los ingresos íntegros.

No se pueden tener rendimientos del trabajo, con alguna excepción.

El 70% de los ingresos tienen que estar sujetos a retención de IRPF.

Límite de esta reducción: la cuantía de los rendimientos netos generados con esta actividad. La aplicación de esta reducción no puede dar un saldo negativo.

Esta reducción es incompatible con la reducción por gastos de difícil justificación de que ya hemos hablado antes, y también con la reducción de que hablaremos a continuación.

Más información sobre esta reducción en este enlace de la AEAT.

2. Reducción para rentas no exentas inferiores a 12.000 euros

Esta reducción es incompatible con la anterior.

Cómo se calcular el rendimiento neto reducido total: Reducción rentas no exentas inferior 12000

Límite de esta reducción: Suma de rendimientos netos de actividades económicas de los miembros de la unidad familiar. La suma de esta reducción junto con la reducción por rendimientos del trabajo (artículo 20 Ley IRPF) no puede exceder de 3700€. La aplicación de esta reducción no puede dar un saldo negativo.

Más información sobre esta reducción en este enlace de la AEAT.

3. Reducción por inicio de actividad

Se entiende que se inicia una actividad económica cuando no se ha ejercido ninguna actividad económica en el año anterior a la fecha de inicio. No se tienen en cuenta las actividades en que se ha cesado la actividad sin haber llegado a obtener rendimientos netos positivos.

Importe de la reducción: 20% sobre el rendimiento neto reducido total que se ha obtenido después de aplicar las anteriores reducciones, si proceden.

Esta reducción se aplica en el primer período impositivo en el que el rendimiento sea positivo y en el siguiente.

Más información sobre esta reducción en este enlace de la AEAT.

Ahora que ya sabes cómo se calcula el rendimiento neto:

Modelo 100 autónomos: Declaración de la Renta 2019.

El IRPF trimestral del autónomo: modelo 130.

Prueba gratis Contasimple durante 30 días. Precio desde 0€/mes Plan Básico

Si estás buscando un software online que te permita llevar tu facturación y contabilidad, así como rellenar tus impuestos automáticamente, regístrate en Contasimple con solo un mail y prueba nuestro Plan Ultimate, el más premium, durante un mes sin compromiso. No pedimos tarjeta al registrarte. Si te gusta, pásate después a alguno de nuestros planes de pago. Todos son muy económicos, ideales para autónomos y pequeñas empresas. Si no te pasas a pago, podrás disfrutar de nuestro Plan Básico para siempre (consulta las funcionalidades de cada plan aquí).

Amortización del inmovilizado con Contasimple

Comparte, comenta y déjanos tus dudas

Si nuestro artículo sobre cómo se calcula el rendimiento neto te ha parecido útil, no te olvides de darle un «me gusta» y de compartirlo en tus redes sociales favoritas. También puedes dejarnos tus comentarios y dudas y estaremos encantados de responderte 🙂

Recuerda que si tienes dudas también puedes contactarnos por mail o desde Facebook, Instagram, Twitter o Linkedin y estaremos encantados de ayudarte.

Síguenos desde tus redes sociales favoritas para estar siempre a la última en todo aquello que afecta a tu negocio.

Publicado en Autónomos, Contabilidad, Emprendimiento, Gestión Empresarial, Impuestos, IRPF, Modelo 100 IRPF anual, Modelo 130 de IRPF Trimestral.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.