Umbral de rentabilidad

El umbral de rentabilidad de un negocio

¿Qué es el umbral de rentabilidad o punto muerto?

El umbral de rentabilidad o punto muerto es el número de unidades que un negocio necesita vender para que los costes totales igualen a los ingresos. A partir de este número mínimo de unidades vendidas, el negocio será rentable (generará beneficios).

Esta es la fórmula para calcular el umbral de rentabilidad:

Umbral de rentabilidad = Costes fijos / (Precio de venta unitario – Coste variable unitario)

Umbral de rentabilidad fórmula

(Break-even point en inglés).

Análisis de las variables de la fórmula del umbral de rentabilidad

Costes fijos

Los costes fijos son los gastos en que incurre tu negocio siempre, independientemente de tu nivel de producción.

Ejemplos de costes fijos

Clases de costes fijos

Los costes fijos pueden estar más o menos comprometidos con la producción de bienes y servicios. Según esto, podemos diferenciarlos entre:

  • Discrecionales: Pueden sufrir variaciones a corto plazo y medio plazo. Ejemplo: Cambio en el coste del alquiler, ya sea por mudanza o por cambio en el contrato. 
  • Comprometidos: Son los costes fijos que solo pueden ser modificados a largo plazo (más de año y medio).

Para que un negocio sea lo más flexible posible a la demanda de cada momento, lo ideal es reducir al máximo los costes fijos y convertirlos, cuando sea posible, en costes variables (que son los proporcionales a la demanda). Y, dentro de los costes fijos, es mejor que sean discrecionales en vez de comprometidos.

Es por ello que figuras como el leasing o el renting, además del alquiler tradicional, pueden ser más atractivas que una hipoteca o un préstamo convencional cuando se trata de conseguir unas finanzas lo más flexibles posibles.

Costes variables

Los costes variables son los gastos en que incurres en la producción de bienes y servicios. Para saber si un coste es variable o no, basta con que te hagas esta pregunta: Si paro por completo mi producción, ¿sigo incurriendo en gasto? Si la respuesta es que no, estás ante un coste variable.

Necesitas poder calcular el coste variable de producir una unidad para calcular tu fórmula del umbral de rentabilidad:

Coste variable unitario = Total coste variable / Número de unidades vendidas

Fórmula coste variable unitario

Ejemplos de costes variables

  • Materias primas utilizadas para fabricar tu producto
  • Envase del producto
  • Gastos de envío
  • Trabajadores: Cuanta más demanda haya de tu producto, más personal necesitarás. Lo mismo sucede con las comisiones sobre ventas que cobren tus asalariados.

Clases de costes variables

Si bien los costes variables tienden a ser proporcionales a la cantidad de bienes producidos; esta proporcionalidad no siempre se mantiene. Para poder calcular bien el umbral de rentabilidad, es importante tener en cuenta que hay 3 tipos distintos de costes variables:

  • Proporcionales: Son estrictamente lineales en proporción a la producción.
  • Progresivos: Cambia más que proporcionalmente ante variaciones del nivel de producción. Es decir, el coste variable unitario es creciente.
  • Regresivos: Cuanta más producción, menos gasto. Por ejemplo, cuando aumenta tu producción, al comprar tus materias primas a tus proveedores en mayores cantidades de forma mayorista, estos suelen aplicarte un precio unitario menor.

Umbral de rentabilidad visto desde los gráficos de Contasimple

Precio de venta

Cuanto más alto sea el precio unitario de venta, menos unidades tendrás que vender para llegar al umbral de rentabilidad. Y cuanto más bajo sea el precio, más unidades tendrás que vender.

La dificultad aquí radica en saber cuánto están dispuestos a pagar tus clientes por tu producto o servicio. El umbral de rentabilidad te dice cuántas unidades tienes que vender para llegar al punto muerto según el precio unitario que establezcas; pero no te dice qué demanda vas a tener. Es decir, si tus clientes potenciales llegarán a comprar tu producto o servicio.

Eso sí, el umbral de rentabilidad te permite calcular el precio de venta unitario necesario para no incurrir en pérdidas, según el número de unidades vendidas. Lo que te permite analizar si tu idea de negocio es rentable o no, una vez tengas claro cuáles son los precios de mercado y analices tu capacidad para absorber la demanda.

También te puede interesar

Cómo calcular el margen de beneficio

La cuenta de pérdidas y ganancias

Comparte, comenta y déjanos tus dudas

Si nuestro artículo sobre el umbral de rentabilidad te ha parecido interesante, no te olvides de darle un «me gusta» y de compartirlo en tus redes sociales favoritas. También puedes dejarnos tus comentarios y dudas y estaremos encantados de responderte 🙂

¿Estás emprendiendo un negocio? Descubre Contasimple: tu software de facturación, contabilidad, impuestos automáticos y mucho más.

Crea tus facturas en 10 segundos, lleva tu contabilidad de autónomo tú mismo sin necesidad de tener conocimientos previos y rellena todos tus impuestos de autónomo en un clic. Regístrate y Prueba gratis Contasimple durante 30 días. Precio desde 0€/mes Plan Básico.

No pedimos tarjeta al registrarte.

También tenemos funcionalidad de CRM para gestión de clientes y proveedores, contabilidad, modelos de impuestos automáticos, control de stock y Remesas y recibos bancarios, entre otras funcionalidades.

Programa para autónomos y pymes. Facturación. Contabilidad. Impuestos y mucho más.

Publicado en Autónomos, Control de gastos, Emprendimiento, Formación, Gestión Empresarial.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.