El análisis de la competencia para tu negocio

Analizar bien a tu competencia es un paso indispensable si eres emprendedor y estás poniendo en marcha tu plan de negocio. En este post veremos el concepto que define qué es la competencia, quienes son y cómo analizar a tus competidores.

La competencia

Empezar un negocio supone introducirse en un entorno que quizás antes desconocías, la economía de mercado. En este entorno existen diferentes agentes económicos, entre ellos y a los que deberías dar gran importancia, las empresas.

Desde el inicio de tu proyecto de negocio debes considerar que no estás solo.  Las empresas actúan como competencia cuando realizan una actividad comercial igual o similar y tienen por objetivo satisfacer las mismas necesidades del consumidor.

 

Análisis de competidores para tu negocio

Por lo tanto, resulta imprescindible que tu business plan vaya acompañado de un análisis de la competencia previo. Éste consiste en un proceso que relaciona la empresa con su entorno más cercano, centrándose en las diferencias, ventajas competitivas, fortalezas, debilidades, oportunidades y amenazas que existen para la empresa.

¿Quién es mi competencia?

Antes de empezar, ten claro quién es su tu competencia. Cuando hablamos de competencia desde el punto de vista de marketing tenemos en cuenta 2 tipos de grados según afecten a nuestro negocio:

  • Competencia directa o primer grado: son aquellas empresas que operan en nuestro mismo mercado, con idénticos canales distribución y con productos o servicios similares y se dirigen a tu mismo perfil de público objetivo.

Si por ejemplo te dedicas a la venta y distribución de bicicletas, todas las empresas que ofrezcan ese mismo producto y se dirijan a tu mismo público objetivo serán competencia directa.

  • Competencia indirecta o de segundo grado: son aquellas empresas que operan en el mismo mercado,  que se dirigen a un perfil de público objetivo idéntico y  que cubren las mismas necesidades pero cuyo producto o servicio difiere en alguno de sus atributos principales.

Siguiendo el ejemplo de las bicicletas, son competidores indirectos aquellas empresas que se dedican a la venta de bicicletas eléctricas y se dirigen al mismo público objetivo que tu empresa. Se trata de un producto modificado pero que satisface en igual medida la necesidad de desplazarse o  disfrutar de un paseo en bicicleta.

En algunos manuales también hablan de competencia aquellas empresas que ofrecen productos sustitutivos. En este caso, cualquier otra empresa que venda vehículos adaptados para desplazarse fácilmente por la ciudad (patines, patinetes, patinetes eléctricos, segway, scooter) también deberían considerarse competencia puesto que están satisfaciendo la necesidad principal de tus producto y compiten en el mismo mercado.

¿Qué elementos debo analizar de la competencia?

El análisis de la competencia se realizar principalmente para obtener cierta información y así diseñar la estrategia más adecuada para tu negocio.

Para comenzar con tu análisis de competencia, te proponemos que tengas en cuenta los siguientes elementos:

  • Identificar los competidores. Más allá de quiénes son tus competidores, identificar cuáles son sus características, la zona geográfica que ocupan, el tipo de producto que ofrece, el precio y sus características, el target al que se dirigen…
  • Identificar sus objetivos
  • Conocer su estrategia actual
  • Valorar sus recursos y capacidades
  • Conocer la percepción que tiene el competidor acerca de la posición que ocupa.
  • Identificar oportunidades de negocio existentes en el mercado y que no están cubiertos aún por ninguna empresa o sólo parcialmente.

El análisis de la competencia es crucial y no sólo ofrece una amplia visión del nivel competitivo del sector, sino que te posibilita a conocer tus propias ventajas competitivas y así conseguir una mayor diferenciación.

Además de análisis genérico de tu competencia, también es recomendable plantear un análisis específico de cada área que define la empresa.

Por ejemplo, en el área de marketing a la hora de conocer sus estrategias actuales tendrás que estudiar qué acciones lleva a cabo en redes sociales, donde tienen presencia, qué tipo de publicidad hacen, que productos y precios ofrecen,etc.

Por otro lado, en el área financiero te interesará conocer cuáles han sido sus beneficios, si han accedido a financiación ajena, capital de riesgos y otros factores de interés.

¿Cómo analizo a la competencia?

La evolución de los medios digitales ha facilitado el acceso a la información de la competencia. Ahora es muy fácil encontrar información en internet ya que las compañías publican continuamente información que será de gran relevancia para tu análisis.

Páginas webs, redes sociales, blogs, informes anuales… son algunos elementos de observación para comenzar con tu análisis de la competencia. Con un solo clic es posible conocer los precios, tarifas, puntos de ventas, servicios y productos, número de empleados, filosofía de la empresa y otros datos relevantes.

Los datos de las  cuentas anuales puedes solicitarlo en el registro mercantil. Asimismo, existen empresas que te ofrecen  informes de empresas, autónomos, sectores como Informa o Axesor.

La recopilación de información representa la base esencial para comenzar con tu análisis de la competencia. Por ello es recomendable contar con la ayuda de expertos que se dediquen a la investigación de mercados.

Una vez esté en tus manos esa información valiosa, podrás aplicar alguna de las herramientas estratégicas que te permiten tener una visión global del valor de tu empresa y el entorno que la rodea y tomar decisiones. Te recomendamos 2 de ellas:

  • Análisis de Porter

El análisis de Porter o la matriz de las 5 fuerzas de Porter, es un modelo estratégico que te proporciona un marco de reflexión estratégica para determinar la rentabilidad de una empresa con el fin de ver el valor actual de la empresa y la proyección a futuro.

El análisis de Porter define 5 fuerzas: proveedores, clientes, competidores, productos sustitutivos y nuevos competidores.

 

  • Análisis DAFO

El DAFO (Debilidades, Amenazas, Fortalezas y Oportunidades) es una herramienta que te permite analizar la realidad de tu empresa, marca o producto para poder tomar decisiones de futuro.

El DAFO puede ser un buen comienzo cuando te planteas un nuevo proyecto empresarial ya que ayuda a establecer las estrategias para que éste sea viable.

 

Compartir en...Share on Facebook2Share on Google+0Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn0Email this to someone
Publicado en Uncategorized.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *