¿Puedo facturar estando de baja?

Puedo facturar estando de baja

En un post anterior hablábamos de la baja temporal del autónomo. Ahora nos preguntamos si el autónomo puede facturar estando de baja o deducirse gastos de su actividad. En teoría, si estás de baja es porque no puedes trabajar. Y, si no trabajas, no facturas. Pero hay excepciones. Sigue leyendo y te las explicamos.

En qué casos puedo facturar estando de baja

Como norma general, no puedes facturar estando de baja. Ello es así porque no estás ejerciendo tu actividad económica en ese momento, y estás percibiendo un subsidio.

Recuerda que hay varios supuestos de baja, no sólo la baja médica por incapacidad temporal (cese temporal de la actividad). Tampoco puedes facturar cuando estás de baja por maternidad o de baja por paternidad. Recuerda que, si estás jubilado, puedes incluso perder tu pensión de jubilación si un inspector de trabajo te encuentra trabajando sin estar dado de alta en lo que se llama la jubilación activa.

Sin embargo, existen supuestos en que sí que podrás facturar estando de baja:

La fecha de operación de la factura corresponde a un periodo en que estabas dado de alta

Puedes facturar estando de baja cuando la fecha de la operación de la factura corresponde a un periodo en el que estabas dado de alta. Es decir, puedes emitir las facturas que tenías pendientes por los servicios prestados cuando no estabas de baja. Como ya sabrás, tienes hasta el día 16 del mes siguiente al de la fecha de la operación para poder emitir tu factura.

Los servicios automáticos

Si ofreces un servicio que no requiere tu trabajo en ese momento para prestarlo, también podrás facturar estando de baja. Un ejemplo sería facturar el acceso a contenido de pago de una página web.

Autónomo con trabajadores

También podrás facturar si tienes trabajadores y comunicas a la Seguridad Social cuál de tus trabajadores se queda como responsable de la empresa mientras estás de baja.

Lo que no debes facturar estando de baja

No puedes facturar todos aquellos trabajos cuya fecha de operación sea durante el tiempo en que has estado de baja. Esto aplica sobretodo a las prestaciones de servicios. ¿Por qué? Por el mismo motivo por el que un trabajador asalariado que está de baja no puede acudir a su centro de trabajo ni tampoco trabajar desde casa: Porque está cobrando una prestación por incapacidad.

Qué gastos me puedo deducir estando de baja

Mientras estés de baja podrás deducirte todos los gastos fijos que no conllevan la realización de un trabajo para generarlos.

Cuota de autónomos

Como tienes que seguir pagándola aunque estés de baja, también te la puedes deducir.

Gastos de local

Como seguirás pagando el alquiler de tu local comercial aunque no trabajes, te podrás deducir sus gastos de alquiler y demás servicios de agua, luz, internet y demás.

Compra de material para stock o herramientas de trabajo

También puedes deducirte los gastos por compra de material y herramientas que almacenarás para utilizar cuando estés dado de alta.

Lo que no debes deducirte estando de baja

Todos aquellos gastos derivados de estar trabajando activamente no son deducibles.

Ejemplo: desplazamientos en coche, dietas.

Casos de pluriactividad

Si te encuentras en régimen de pluriactividad, es decir, trabajas como autónomo por cuenta propia y a la vez por cuenta ajena; ten en cuenta las siguientes especificidades.

Cese de todas las actividades y excepciones en régimen de pluriactividad

Por norma general, cuando estés de baja médica por incapacidad temporal deberás cesar todas tus actividades. No hacerlo podría ser visto como un fraude de ley por la Seguridad Social, ya que estás percibiendo una prestación económica por estar incapacitado para trabajar. La excepción sería en el caso de que tu incapacidad solo afectara a una de tus actividades, y por lo tanto solo tuvieras derecho al subsidio por una de ellas.

Ejemplo: Una mujer embarazada se encuentra incapacitada para realizar su trabajo como asalariada por no poder realizar los esfuerzos físicos que su trabajo supone. Pero sí que está capacitada para realizar su trabajo como autónoma, porque puede realizarlo sentada delante de su ordenador sin que suponga ningún riesgo para la salud. En este caso, tendrá derecho al subsidio por baja solo por la parte correspondiente a su actividad como asalariada. Al mismo tiempo, podrá continuar su actividad como autónoma y facturar y deducir gastos derivados de la actividad.

En este tipo de casos es conveniente que la baja médica describa bien estos supuestos y autorice a realizar ciertas actividades. Asegúrate también de continuar dado de alta como autónomo sin cobrar esta parte del subsidio.

Cómo cotizar en autónomos (régimen general)

Te dejamos también el enlace actualizado a 2019 sobre cómo cotizar en el régimen de autónomos, en todos los demás casos en que no hay pluriactividad, por si quieres echarle un vistazo.

Comparte, comenta y déjanos tus dudas

Si nuestro artículo te ha parecido interesante, no te olvides de darle un «me gusta» y de compartirlo en tus redes sociales favoritas. También puedes dejarnos tus comentarios y dudas y estaremos encantados de responderte 🙂

Recuerda que si tienes dudas también puedes contactarnos por mail o desde FacebookInstagramTwitter o Linkedin y estaremos encantados de ayudarte.

Publicado en Autónomos, Facturación, Gestión Empresarial, Seguridad Social.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.