Las diferencias entre CC.AA en los tipos impositivos que se aplican en el IRPF

campaña de Renta 2011 IRPFEl año 2011 terminó con la esperada y temida noticia del incremento de los tipos de gravamen del IRPF para todo tipo de rentas y que, por lo tanto, iba a afectar a todos los ciudadanos. Con el inicio de la campaña de declaración de la renta del ejercicio 2011, es conveniente aclarar cuándo vamos a notar este incremento de impuestos, así como las diferencias de tributación en función de la comunidad autónoma de residencia, ya que como sabemos, la recaudación del IRPF se encuentra cedida parcialmente a las comunidades autónomas, y esto  implica que existan diferencias importantes de tributación entre comunidades autónomas.

A los efectos del IRPF, las rentas que obtiene un contribuyente se clasifican como renta general y renta del ahorro. La renta del ahorro está constituida por determinados rendimientos del capital mobiliario (derivados de la participación en fondos propios; de cesión a terceros de capitales; de operaciones de capitalización, seguros e imposición de capitales; ganancias de pérdidas patrimoniales por la transmisión de elementos patrimoniales), mientras que en la renta general se incluye el resto de rentas, entre otras, los rendimientos del trabajo y de actividades económicas.

El gravamen complementario aprobado por el gobierno sobre las tarifas del IRPF se aplica para los periodos impositivos 2012 y 2013, esto es, no tiene impacto en la declaración del IRPF del ejercicio 2011 que puede presentarse hasta el próximo 2 de julio.

Renta general

De este modo, para la declaración del IRPF del 2011, la escala de gravamen aplicable a la renta general no incorpora este incremento estatal, pero sí nos encontramos con diferencias importantes en función de la comunidad donde resida el contribuyente. Así, Catalunya destaca como la comunidad donde se paga más IRPF, siendo el tipo marginal máximo de gravamen (aplicable a partir de 175.000,20€ de base), conjunto estatal y autonómico, del 49%. Por el contrario, en la comunidad donde el tipo de IRPF es inferior es Madrid y La Rioja, donde el tipo marginal máximo es del 44,9%.

En cuanto al gravamen complementario que se aplica a 2012 y 2013, éste va del porcentaje mínimo del 0,75% al del 7% para el tramo de base superior de 175.000,20€. Ello supone que en Catalunya el tipo marginal máximo pasa a ser del 56%, mientras que en Madrid y La Rioja pasa a ser del 51,9%. En el caso de los rendimientos del trabajo, esta subida de impuestos se está notando ya durante este año al haber incrementado los tipos de retención.

Renta del ahorro

Respecto al incremento de tipos aplicables a la base liquidable del ahorro, dicha subida tampoco tiene impacto para la declaración del IRPF del 2011. Para esta declaración se aplica el tipo del 19% hasta una base de 6.000€ y, a partir de dicha base, el tipo pasa a ser del 21%.

Para los ejercicios 2012 y 2013, la aplicación del gravamen complementario implica que las rentas del ahorro pasen a tributar a los siguientes tipos: 21% hasta una base de 6.000€, 25% hasta una base de 18.000€ y, a partir de dicha base, el tipo pasa a ser del 27%. En este caso, también se está notando ya durante el año la subida de impuestos al haber incrementado el tipo de retención del 19% al 21%.

Vía La Vanguardia

Compartir en...Share on Facebook0Share on Google+0Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn1Email this to someone
Publicado en Hacienda, Impuestos en las categorías , , , , .

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *