Bienes de Inversión

¿Qué se considera un bien de inversión?

La Agencia Tributaria considera como bien de inversión una herramienta que se utiliza de manera cotidiana para la producción o como un instrumento de trabajo durante más de un año.


¿Qué no tiene la consideración de bienes de inversión?

Los accesorios y piezas de recambio adquiridas para la reparación de los bienes de inversión utilizados.
La reparación de otros bienes de inversión.
Los envases y embalajes, aunque sean reutilizables.
Las ropas utilizadas para el trabajo.

¿Cuál es el tipo de amortización que se aplica al bien de inversión?

La amortización fiscal corresponde al deterioro de los bienes de inversión que forman parte de tu negocio y que se produce por su uso en la actividad.

En concepto de IVA

Puedes recuperar su importe en el mismo ejercicio en el que lo has comprado. Además, tienes que reflejarlo en tu liquidación trimestral de impuestos (Mod. 303) en la casilla destinada a los bienes de inversión y tienes la obligación de llevar el libro registro de bienes de inversión.
Has de tener en cuenta que sólo será deducible el 100% de las cuotas soportadas del impuesto en la medida en que los bienes adquiridos estén afectos totalmente a la actividad. (Un ejemplo en el que un autónomo no puede deducir el 100% del IVA es en la compra de un vehículo ya que se considera que no está totalmente afecto a la actividad y por ello sólo es deducible el 50%).

En concepto de IRPF

Si es un bien de inversión el gasto que podrás deducir en tu actividad no será el total pagado por su compra sino que tendrás que calcular su gasto por amortización.

Podrá amortizarse libremente los bienes de inversión cuyo valor no exceda de 300,00€ (hasta el límite de 25.000,00€ en el mismo ejercicio) siempre y cuando sean inmovilizado material y nuevos.

Para calcular la amortización, lo primero que necesitarás tener a mano son las llamadas tablas de amortización que elabora la Agencia Tributaria. En estas tablas se incluyen los datos que tienes que utilizar para obtener el importe de la amortización, y por tanto, el gasto a incluir en la actividad: El tipo de elemento que queremos amortizar, el coeficiente de amortización y el periodo de años máximo. Te adjuntamos los links de la Agencia Tributaria donde puedes encontrar las tablas de amortización para alguno de los regímenes fiscales:

Tabla de amortización de Régimen Estimación Directa Simplificada.
Tabla de amortización para Sociedades.

 

Registra tu bien de Inversión en Contasimple

Contasimple contabiliza de forma automática tu bien de inversión: Haz clic en la pestaña de CONTABILIDAD → Bienes de inversión y en la parte superior haz clic sobre el enlace Nuevo bien de inversión.

Se te mostrará la pantalla para contabilizar un nuevo bien de inversión. Has de rellenar todos los datos de la información de la factura que te solicita y en la parte inferior de la pantalla, en el apartado de Información sobre la amortización debes indicar el Tipo de bien.

Al escoger el tipo de bien observarás que el programa te informa que puedes amortizar por coeficiente anual o período y te indica los valores mínimos y máximos a aplicar según el tipo de bien elegido.
Desde Contasimple siempre aconsejamos amortizar el Bien de Inversión lo más rápido posible ya que así es como se obtiene una mayor desgravación, para ello debes introducir siempre el mayor coeficiente de los permitidos.

Una vez hecho todo lo anterior, clica sobre Insertar y el programa registrará el Bien de Inversión y generará la tabla de amortización (que puedes ver, en la parte inferior de la pantalla, si editas el bien).

 

contabilidad autónomos

Compartir en...Share on Facebook0Share on Google+1Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn9Email this to someone
Publicado en Autónomos, Contabilidad, Contasimple, irpf, iva, Pymes, Uncategorized.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *